05/25/2019
Salud y nutrición

Taller de reanimación cardiopulmonar en la IBERO, la técnica para salvar vidas

reanimacion

70% de las personas que reciben este apoyo logra recuperarse de esta crisis médica

 
¿Sabías que cuando el corazón deja de latir es importante reanimarlo de inmediato porque sólo se tienen tres minutos para oxigenar el cerebro y evitar daños? Para enfrentar estos posibles escenarios, la Universidad Iberoamericana impartió el taller de reanimación cardiopulmonar (RCP) con las manos, cuyo objetivo es que la comunidad universitaria sepa reaccionar ante un paro cardiaco.

Durante el taller que se organizó en la explanada de esta casa de estudios, la Mtra. Graciela Zapata, agente acreditado por Protección Civil de la Ciudad de México para la IBERO, explicó que a partir del minuto cuatro de que dejó de latir un corazón empieza el sufrimiento neuronal. Y aunque todavía se puede revertir la condición, lo más seguro es que la persona sufra secuelas, sobre todo en la parte motriz, aunque con terapia se pueden corregir estos problemas.

Sin embargo, al minuto seis, empieza la muerte neuronal. En esta etapa, la persona puede recuperarse, pero el daño será permanente por la falta de oxígeno al cerebro.

“Cuando el corazón deja de latir se le conoce como muerte clínica y en ese momento la persona deja de respirar. La muerte clínica tiene la característica de ser reversible. Lo que buscamos con la reanimación cardiopulmonar con las manos es mantener el corazón funcionando de manera mecánica, mientras se da tiempo para evitar daño y que la persona pueda llegar al hospital y se atienda”, dijo Zapata a las y los estudiantes y personal que acudió al taller.

Al minuto 10, muere el cerebro. Es la muerte biológica, en donde ya no hay nada que hacer. Aunque se maneja de forma general este tiempo para declarar la muerte cerebral, para la Ciudad de México el tiempo se reduce a ocho minutos por la altura, pues el corazón trabaja con mayor esfuerzo. Por eso se reduce el tiempo para actuar.

“La principal causa de muerte súbita es por falla eléctrica del corazón. Los jóvenes es más probable que tengan una falla eléctrica que los adultos. Una falla eléctrica se da entre los grupos de edades de 20 a 35 años, debido a que los corazones son menos maduros”, dijo Zapata.

Enfatizó que en un momento de crisis médica, la diferencia entre la vida y la muerte no la hace el paramédico ni el doctor, sino quien está a un lado de quien la sufre y sabe cómo reaccionar.

70% de las personas que reciben reanimación cardiopulmonar puede recuperarse. Pero si durante la emergencia se incorpora un desfibrilador -el cual manda una descarga al corazón para que vuelva a tomar ritmo, regrese pulso y la circulación-, aumenta 90% las posibilidades de que el paciente se recupere y no haya secuelas, explicó la paramédico Lissette de Sofía Hernández.

Pasos para hacer RCP

  1. Zona segura. En segundos saber qué le pasó a la persona. Si lo atacó algún animal, si se electrocutó o se cayó. Ver si respira, si mueve el pecho. Si en 10 segundo no se eleva, pedir ayuda y llamar a servicios de emergencia. En la IBERO existen 50 teléfonos para este fin, localizados en las salidas de los baños. En el edificio T se ubican en los elevadores.
  2. Iniciar la RCP. Localizar el punto en donde se va a comprimir el pecho, ubicado en el tercio medio del esternón, justo en la mitad del pecho. Se dan las compresiones con los brazos extendidos a un ritmo de 100 a 120 por minuto hasta que llegue alguien de servicio médico que inicie con compresiones y ventilaciones.
  3. Se puede dar el caso en el que haya una reacción en las compresiones. Es decir, que el paciente lo percibe, por lo que se le puede dejar de dar la RCP.
Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba