05/22/2018
Columnas

El verdadero amor no es de un día

Screenshot_1

Leonora:

Hija mía, hoy la Ciudad de México se inunda de globos rojos, rosas rojas y hoteles llenos (al menos eso dicen las estadísticas); el gobierno capitalino estima que la derrama económica por el famoso Día de San Valentín será elevado. Sin embargo, me gustaría que supieras que para celebrar el amor y la amistad no se debe ser tan banal y encasillar dos sentimientos tan hermosos en un solo día. ¿Sabes?, extrañamente el mes de febrero se ha producido una extraña maldición en la familia, no sé qué diablos ocurre pero este mes, los días previos al 14 y el mismo 14 más que de celebración se han convertido en  un recordatorio de aquello de lo que siempre olvidamos y es importante.

Seres muy amados de la familia, en primer orden tu tía, a quien amamos con todo nuestro ser se fue de este mundo un mes de febrero, nunca podría explicarte el dolor que esto causó en la familia y, sobre todo, en tu abuela que durante años ha sido sinónimo de fortaleza ante esas pérdidas y que nos sigue dando lecciones de amor. Tu bisabuelo, tu bisabuela y mamá de tu abuelo también nos dejó en un mes de febrero, previo al día del amor y la amistad, todos estos sucesos han creado familiarmente cierta tristeza en este día, pero esto no debe ser perpetuo, y hoy me gustaría que en un futuro sepas que decir: “te amo”, debes pensarlo en conjunto, me refiero a alinear perfecto tu corazón, tu razón y tu espíritu.

Vivimos en tiempos en los que la amistad, y el amor mismo, han sufrido una devaluación histórica y se ha perdido la realidad de lo que ese sentimiento es, nos hemos perdido en los actos de consumo, creemos que amar es lo que nos venden o dictan las normas sociales, si alguien no es estéticamente correcto, corre el riesgo de no “poder” ser amado, y aceptado, lo cual hace que te esfuerces en ser quien no eres. Nos dicen que el amor solo se logra si éste es correspondido, y no es así, el amor fluye por sí mismo y no debes esperar una respuesta de amor solo porque amaste a alguien, porque el amor fluye desde ti, a través de ti y no a través de lo que alguien más piense de ti.

El amor no es solo lo que te dicen que es, el amor no tiene concepto en la realidad no tiene forma. Hace no mucho tuvimos oportunidad de ver el filme La Forma del Agua y, siendo honesta, ésta es una de las declaraciones más puras que he visto del amor, a veces no sabes si te estas enamorando de un mounstro pero decides correr el riesgo, puede que el “mounstro” sea más benévolo y amoroso que un “humano común”, puede que no, sin embargo el amor sin razón te lleva a correr ese tipo de riesgos, que casi siempre dejan hermosos regalos, puede ser la experiencia o en el mejor de los casos niños hermosos, como tú, que nos obligan a seguir adelante y a reinventar nuestras caóticas vidas.

Quiero mejores días de San Valentín  para ti de los que yo tuve, pero quiero que cada día celebres con mucho amor a la persona más importante de tus días: tú. Claro, sin jamás caer en el egocentrismo, que la humildad vaya de tu mano, que no juzgues sin saber a fondo la historia de un ser humano. Quiero flores para ti no cada 14 si no cada que obtengas un logro, como ahora que por fin haz avisado de la pipí; flores cuando entres al kínder en tu primer día, flores cuando la vida nos permita rodearte de ellas.

No vivas de prisa, tu primer signo de amor, será no tomarte selfies a diestra y siniestra para que alguien más apruebe si eres bella o no, si cumples con los estándares o no, pues si te amas eso lo sabrás tu, sin necesidad de la aprobación de los “likes”.

Celebra cada día, ama cada día siembra la amistad cada día pues eso te dará frutos reales, y cuando te sientas muy sola jamás lo estarás, siempre habrá un amigo dispuesto a sacarte de los infiernos que a veces tenemos en la vida a causa de nuestros errores, amigos que no importa la hora se preocuparan por ti e irán por ti (al Metrobús) o a donde sea en tus ataques de locura, pero no les falles, pues ellos por algo creerán en ti. Tu nobleza y alma logrará que Dios te provea de buena gente, de amigos honestos que te indicarán el camino.

Yo tengo la fortuna de tener los mejores de ellos, quienes a su vez te aman, mismos que cuando he perdido empleos, amor, dignidad, dinero, y el mismo nombre, me han ayudado a sacar del fango letra por letra, mi ser, de ellos he recibido todo el amor que se puede pedir, y que a su vez tu abuela agradece como madre. La amistad no te llevará por caminos oscuros, no te fomentará vicios, ni te hará arrebatado, la amistad es un don de Dios que te hace progresar; los amigos te ayudan en el camino, te hablan claro, pero no te hieren, te hablan con la verdad, pero sin juicio, opinan pero no obligan, ellos son ejemplo, si quieres ser grande rodéate de los mejores.

Hija hermosa, celebra siempre cada día, que cada día sea día del amor y que cada día celebres la amistad, nunca olvides la importancia real de cada cosa y persona y como dijo Gabriel García Márquez: “Amor del alma de la cintura para arriba y amor del cuerpo de la cintura para abajo”. Siempre piensa qué preferirás.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba