08/19/2018
Finanzas

Daniel Rodríguez conquistó a los árabes con su diseño del metro para Doha en Qatar

bellotren

Trabaja en un sector muy competido pues muchas personas quisieran diseñar transportes sin embargo muy pocos tienen la oportunidad sobre todo si se trata de diseñar trenes

Daniel Rodríguez Escobar, egresado de Ingeniería Industrial de la Ibero, conquistó a los árabes con sus diseños. “Diseñar un tren para países del Medio Oriente no es algo sencillo, pues esta región cuenta con las ciudades más futuristas y llamativas del mundo, por lo que lograr una imagen que esté a la altura de sus expectativas y exigencias es un reto que puede llevar meses de trabajo”, dijo.

Rodriguez Escobar, Industrial Design Office Manager en la empresa japonesa Kinkisharyo, con sede en Osaka, diseñó el metro para Doha en Qatar, lo que le mereció uno de los galardones de diseño más importantes del mundo, el Red Dot Design Award, así como del premio iF DESIGN AWARD 2017.

Para el diseño del tren, la empresa Qatar Rail pidió utilizar elementos de la cultura y del medio ambiente local, de tal manera que la inspiración de Daniel fue el caballo árabe, símbolo de elegancia y fuerza, e imagen que se utiliza en eventos especiales y fiestas nacionales. Un símbolo muy apreciado en la cultura local.

“Los países de Medio Oriente tienen mucho dinero, contratan a las mejores firmas y diseñadores del mundo por lo cual demandan un servicio de primera y el que toma la última decisión es el Emir, de tal manera que el diseño tiene que estar perfecto antes de presentárselo. Y en caso de que pida algún cambio se tiene que hacer inmediatamente, entonces, hasta que está perfecto te dejan ir. Pasé mucho tiempo en Dubái, Qatar Egipto o el Cairo cuando tuve proyectos”, platicó el diseñador industrial.

Desde Osaka, Japón, Rodríguez, platicó a la Ibero que el diseño del metro de Doha ha sido uno de los proyectos más importantes y satisfactorios que ha realizado por el reto que implicó, dado que en esa ciudad árabe predominan los elementos futuristas y los gustos refinados, al tiempo que es un pueblo con mucha historia y cultura. Tras este proyecto, el egresado de la Ibero fue promovido en su empresa para dirigir el área de diseño.

El diseñador industrial quien lleva poco más de 20 años viviendo en Japón aseguró que mucha de su inspiración es gracias a México, a su historia, cultura y colores que influyeron en su desempeño con los árabes , con quienes siente cercanía debido a la influencia que tuvieron de España durante ocho siglos. En ese sentido, recordó a López Velarde quien describió a la Patria como “castellana y morisca, rayada de azteca”.

“Me ayuda mucho el hecho de ser mexicano y todas las influencias culturales que tenemos porque entiendes otros legados. Por ejemplo, si le preguntas a un árabe y a un japonés qué es la elegancia ves puntos de vista totalmente diferentes. Pero como mexicano entiendes una cosa y la otra. Entonces esa raíz árabe está muy fuerte ahí. Su refinación y una historia tan larga están muy involucrados en el diseño, por eso para ellos no basta un solo diseño, quieren verlo varias veces, se involucran intentando nuevas cosas”, platicó.

De hecho, una de las cosas que más le gustaría a Rodríguez es diseñar un tren para México. Aunque está consiente que para hacerlo tiene que estar en el extranjero porque en México no se diseña para mexicanos, pues las motivaciones que tienen las empresas establecidas en el país no están en el desarrollo de productos, sino en la manufactura, en donde están poniendo el interés.

Rodríguez Escobar trabaja en un sector muy competido, pues muchas personas quisieran diseñar transportes, sin embargo, muy pocos tienen la oportunidad, sobre todo si se trata de diseñar trenes. En Japón, por ejemplo, existen alrededor de 20 diseñadores de trenes de los cuales sólo uno es extranjero: el mexicano Daniel Rodriguez quien ha llevado sus diseños alrededor del mundo.

“Estoy agradecido por mi trabajo. Reconozco que es una gran responsabilidad pues cuando diseñas un automóvil puedes hacer un diseño particular ante la existencia de varios modelos y la gente elige según su gusto. Pero cuando se trata de un tren diseñas para la comunidad que lo utilizará. No piensas en una sola persona, sino en un gran número de gente, de diferentes edades, cada uno de ellos con un punto de vista y necesidades diferentes. Todos los viajeros merecen viajar de manera digna y cómoda. El compromiso es con todos ellos”, compartió.

El viaje por la IBERO

Para Rodriguez, estudiar en la Ibero hizo la diferencia en su carrera porque tuvo una formación integral: la técnica, todo lo que tiene que ver con bocetar y crear modelos llamativos; así como la formación teórica, conocimientos históricos, culturales y sociológicos.

“En la Ibero recibí una formación completa que me ha ayudado a decidir colores de acuerdo con las culturas y valores de los países. Hay una serie de rituales en ciertas sociedades que tienes que respetar a la hora de diseñar un tren, eso hace la diferencia de quien será un simple diseñador que hará los bocetos a quien tiene un puesto gerencial que contratará diseñadores que llevará por la dirección correcta. Tener esa capacidad de dirigir todo un proyecto y poder explicar a clientes los motivos de un diseño es algo que recibí de la Ibero”, dijo.

A los futuros diseñadores industriales de la Ibero dijo que están en la mejor universidad de diseño en México por lo cual sólo los invitó a asegurarse qué es lo que quieren en la vida, pues las oportunidades llegan, pero el éxito es algo que solo uno puede definir.

“Cómo diseñador lo más importante es cómo comunicarte de una forma efectiva y eficiente porque hoy la gente no tiene tanta paciencia como antes”, dijo.

Orgullo mexicano en Japón

Otro de los proyectos que hace sentir especialmente orgulloso a Daniel Rodriguez es el diseño del express “súper Hitachi”, pues los mejores diseñadores de Japón compitieron para tener el proyecto, incluso la firma Hitachi que lleva el mismo nombre de la ciudad y tiene su sede ahí, pero la gran ganadora fue Kinkisharyo, la empresa para la que trabaja el mexicano.

“El Hitachi tuvo una imagen de velocidad. La inspiración principal fue la flor de ume que determinó el color del tren así como el patrón de las vestiduras de los asientos. El ume es muy característico de la ciudad de Mito, por donde pasa el tren”, explicó Rodriguez.

Para Japón, hizo el Green Mover Hiroshima, el primer tren ligero de ese país, así como el metro de Osaka y el 223 Loop Lie. Para otros países diseñó las líneas 2 y 3 de El Cairo, Egipto, así como el metro de Dubái y el modelo P3010 para la agencia Metro de Los Ángeles.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba