07/17/2018
Cultura

México: pintura reactiva, en el Museo de Arte Carrillo Gil

pintu

Hablar de la muerte de la pintura es un tópico muy anticuado y convencional ya que a partir de los años ochenta hubo una emergencia de pensar otras formas del arte

La exposición México: pintura reactiva, organizada por el Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) muestra ejercicios reflexivos desde la pintura contemporánea en México, la cual concluye el próximo 9 de septiembre.

México: pintura reactiva esta integrada por 70 piezas de 33 artistas entre los que se encuentran Luis Hampshire, Aníbal Delgado, Agustín González, Marco Arce, Berta Kolteniuk, Melanie Smith, Teresa Velázquez, Yishai Jusidman, Lalo Lugo, Cecilia Vázquez, Héctor Falcón, León Celis, Ricardo Pinto, Paul Muguet, Andrew Birk y Alan Villavicencio.

 “La exposición parte de una necesidad de sacar a la pintura de ese estado clandestino en el que se ha encontrado hasta ahora ante la emergencia de otros lenguajes que han copado el interés de la historiografía reciente del arte en México, y de esa inercia institucional en la que se encontraba”, explicó el curador Carlos Palacios.

Pintura reactiva retoma el nombre del ensayo escrito por el crítico guatemalteco Luis Cardoza y Aragón en el que intenta abrir una generación en ese momento de la Ruptura como una continuación y renovación de los artistas de la escuela mexicana de pintura.

“La titulé así porque los artistas reunidos piensan la pintura desde un gesto de respuesta hacia un abanico muy grande de referencias intelectuales, negociaciones con otras tradiciones no exclusivas del arte, negociaciones con otras disciplinas del arte ya sea con el arte conceptual, las instalaciones y la fotografía, inclusive”.

Destacó que se trata de creadores que no son exclusivamente pintores y no sólo se exhiben telas, acrílicos y óleos sino que piensa en la pintura desde escenarios diversos y con una nueva mirada de lo pictórico.

La muestra está estructurada en núcleos donde se explora esta técnica desde el uso de materiales canónicos y motivos tradicionales de lo pictórico hasta contra discursos sobre la exploración conceptual y material.

De acuerdo con el curador, hablar de la muerte de la pintura es un tópico muy anticuado y convencional, ya que a partir de los años ochenta hubo una emergencia de pensar otras formas del arte que se manifestaron en otros soportes.

“Lo que es interesante es que en la actualidad, la pintura se está alimentando de estrategias que son quizás más cercanas a otras técnicas artísticas y lo que están haciendo los pintores es incorporar eso a la gramática de la pintura y a la visualidad de lo pictórico”.

Con la finalidad de acercar el sentido de cada una de las obras a los visitantes, las piezas cuentan con cédulas comentadas.

Como parte del programa educativo de la exposición se llevará a cabo un seminario de reflexión sobre el estado de la pintura y las condiciones de lo pictórico actuales en México todos los jueves del 14 de junio al 6 de septiembre.

Por otro lado, el Museo de Arte Carrillo Gil también presentará en sus gabinetes Diamondstar, instalación sonora de Luis a Mercado y Pedir la lluvia, exposición de Sofía Echeverri, hasta el 24 de junio.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba