09/18/2018
Cultura

Poco transitado el camino del chamán en la actualidad: Francisco Barnett

franbar

No cobra por sus servicios porque esto no es negocio el sana a través de cantos y bailes que realiza en círculos con los cuales pide la curación al gran creador o gran espíritu seri

Lamenta el sonorense Francisco Barnett Astorga, guardián de las tradiciones y conocimientos ancestrales del pueblo comcáac, también conocido como seri, que el camino del chaman es poco transitado actualmente,

El galardonado con el Premio Nacional de Artes y Literatura 2017 en el campo Artes y Tradiciones Populares, señaló que inició el camino del chamanismo de la mano de sus abuelos, tanto paternos como maternos y de su padre, que eran gente que podían darle un revés a un mal, fuera una enfermedad física o psicológica.

“Ellos sanaban y curaban. Entonces me llamó mucho la atención porque yo también traía eso en mi mente” y comenzó a aprender los cantos, con el espíritu de hacer el bien, alejar los males y curar enfermedades.

Su iniciación como chamán, recordó Barnett Astorga, llamado Chapito de cariño, consistió en un ayuno de ocho días. Los primeros cuatro en casa y los otros en una cueva, donde vivió “lo horrible o lo más bueno que pude haber experimentado como ser humano”.

Lamentablemente, el camino del chaman es poco transitado actualmente, aunque él ha pasado toda su vida curando y sanando en la comunidad de Punta Chueca, Sonora, para lo cual sólo necesita que alguien le avise y se consiga todo lo necesario, porque aseguró “siempre pido para todos”.

Barnett Astorga utiliza cantos en sus curaciones, piezas rituales rítmicas la mayoría en lengua seri, pero también en español, que el chamán interpretaba en volumen oscilante.

Cuando uno está en la sombra o en la nube gris, precisó, te sientes mal y él utiliza la energía del canto, de la tierra, del cielo y el sol, para hacer sus limpias y curaciones.

Y es que cuando tenía apenas 7 años tuvo su ceremonia de la pubertad en la que pasó ocho días bailando y a los 15 años realizó su primer curación con plantas sagradas, las cuales mastica y aplica con canticos.

Francisco Barnett, quien con su saber ancestral ha visitado diversas partes del mundo, no cobra por sus servicios, porque esto “no es negocio”, el sana a través de cantos y bailes que realiza en círculos, con los cuales pide la curación al gran creador o gran espíritu seri.

“Yo pido para todos”, para los ancianos, para los chamanes, para que haya más cultura, para que no haya guerra, señaló Barnett Astorga quien reveló que aún sigue tomando cerveza.

Por su parte, Jacinto Chacha, director general de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, comentó que Barnett Astorga es un hombre sabio, un chamán de la comunidad seri, guardián de tradiciones y conocimientos ancestrales que mantiene vivos.

Nacido el 27 de diciembre de 1937, dijo, es un hombre lleno de alegría por la vida, que forma parte de una familia de tres generaciones de chamanes y que guarda un poderoso legado inmaterial, de danza, música y cantos ceremoniales.

Ante todo, destacó, Barnett Astorga es un portador del universo simbólico de los seris, un médico tradicional, que utiliza el poder del canto, la música y la danza como sanación.

Finalmente, Francisco Molina, cantante de la banda de rock seri Hamac Caziim y quien en algunas partes de la charla fungió como traductor, aseguró que Francisco Chapito Barnett  es para los jóvenes de su comunidad un ícono, el maestro que los ha llevado por el buen camino.

Para ello, dijo, es importante que siga cantando y danzando, ya que un pueblo que no danza, que no canta y que no habla su idioma, está perdiendo su identidad.

En la foto: Francisco Barnett

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba