09/18/2018
Finanzas

Tecnología médica reduce los tiempos de atención: Covestro

sonda

Parches inteligentes permitirán controlar los datos de salud de una persona o administrar medicamentos a intervalos regulares

En México, 50% de la producción de dispositivos médicos se encuentra en Tijuana, Mexicali y Tecate, Baja California, en donde Covestro, empresa líder mundial en el suministro de resina de policarbonato para fabricación de dispositivos médicos, tiene presencia.

Moldes de policarbonato, espumas a base de poliuretano, películas de alta calidad y láminas especiales son algunas de las contribuciones que estimulan y protegen el progreso en todo el sector salud en áreas como: laboratorio, diagnóstico, cuidado de heridas y cirugía, así como enfermería, rehabilitación y auto tratamiento.

En este sentido, la tecnología en los materiales de alta calidad proporcionados por esta compañía han dado pruebas de su excelente desempeño, convirtiéndose en las primeras muestras de la reducción en los tiempos de atención gracias a la tecnología.

Prueba de ello es su contribución al desarrollo de una sonda fabricada de plásticos de policarbonato, que ha demostrado ser eficaz al actuar como una barrera contra las bacterias, o la novedosa cápsula endoscópica que genera imágenes del estómago en tiempo real para hacer diagnósticos más ágiles y precisos.

“Covestro suministra el 57% de la demanda de policarbonato para dispositivos médicos en Estados Unidos, Canadá y México, y con base en nuestra misión de hacer del mundo un lugar mejor, trabajamos para responder a este reto y tener un negocio de gran valor que ofrezca soluciones, por ejemplo, nuestro material biocompatible e impermeable al ácido gástrico y a la alcalinidad de la flora intestinal”, puntualizó Iván Escalante, responsable de policarbonatos (PCS) en Covestro México.

¿Parches con adhesivo inteligente?

A pesar de estar en las primeras etapas, los parches inteligentes ya muestran un gran potencial para facilitar la vida de los pacientes; cada uno de estos ejemplos contribuyen potencialmente a liberar la presión de los sistemas de atención médica y la tecnología en este sector.

Pegado a la piel como un curita y equipado con pequeños componentes electrónicos, como sensores, estos parches son capaces de controlar los datos de salud de una persona o administrar medicamentos a intervalos regulares.

Para lograrlo, las partes electrónicas sensibles de un parche deben incrustarse en un sustrato de material adecuado. Esto es exactamente lo que ofrecen las películas y adhesivos de poliuretano de alto rendimiento de Covestro, gracias a su combinación de durabilidad, resistencia a la abrasión y flexibilidad.

En la actualidad, se busca que los tratamientos hospitalarios y los suministros médicos utilizados sean innovadores e inteligentes, además de resistentes a condiciones extremas como el calor, químicos agresivos, radiación y funcionar confiablemente a largo plazo.

Gracias a su buena biocompatibilidad, el policarbonato producido por Covestro puede utilizarse para diversos suministros médicos que tienen contacto directo con el paciente. Tal es el caso de los sistemas de infusión, catéteres, inhaladores, jeringas y viales para inyecciones sin agujas y de alta presión. Además de equipos para autotratamiento móvil como dispositivos de medición y dosificación: plumas de insulina o plumas de inyección.

Esteban Pérez, Responsable de Recubrimientos, Adhesivos y Especialidades (CAS) de Covestro México, explicó: “a partir de la innovación ofrecemos materiales que garantizan mejores condiciones de atención médica para las personas. En el caso de nuestros recubrimientos, desarrollamos vendajes que permiten un control óptimo de la humedad y fluidos, con los que se reduce el tiempo de secado y recuperación de las heridas”.

Acerca de Covestro:

Con una facturación de 14 mil 100 millones de euros en 2017, Covestro pertenece a las mayores empresas de polímeros del mundo. Su actividad empresarial se concentra en la fabricación de polímeros de alto rendimiento y en el desarrollo de soluciones innovadoras para productos pertenecientes a muchos ámbitos de la vida diaria. Los principales segmentos a los que atiende la empresa son la industria automovilística, la de procesamiento de madera y fabricación de muebles, el sector de la construcción, el ramo de la electricidad y la electrónica, el deporte y los artículos de tiempo libre, la industria de productos cosméticos, el ramo de la salud y la propia industria química. Covestro fabrica sus productos en 30 centros de producción repartidos por todo el mundo, y a finales de 2017 contaba con aproximadamente 16 mil 200 trabajadores (equivalentes a tiempo completo).

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba