11/15/2018
Salud y nutrición

Déficit de atención, trastorno mental más común en niños

defiaten

Se manifiesta en 5 por ciento de los niños y en 2 por ciento de los adultos a nivel mundial

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurológico con síntomas que incluyen falta de atención, hiperactividad e impulsibilidad. Es el padecimiento mental y de conducta más común en niños, de acuerdo con la Asociación Psiquiátrica Americana y son alteraciones que afectan el correcto desempeño del cerebro.

Se manifiesta en 5 por ciento de los niños y en 2 por ciento de los adultos a nivel mundial. Sus síntomas aparecen desde la niñez temprana y en dos tercios de los casos continúan hasta la edad adulta y están relacionados con otros síntomas y es lo que se denomina comorbilidad.

Gracias a un estudio del psiquiatra Juan Manuel Sauceda García en 112 niños diagnosticados con el trastorno del Hospital psiquiátrico infantil Juan N. Navarro “hay comorbilidad en al menos dos tercios de los pacientes en población clínica”, dijo el integrante de la Academia Nacional de Medicina de México.

Encontramos, añadió, que el 61 por ciento tenía un TDAH de tipo combinado, mientras que el 30 por ciento eran del tipo hiperactivo-impulsivo y solo el 9 por ciento eran de tipo inatento.

Además, con base en la Child Behavior Checklist el científico y su equipo de trabajo observó que en promedio los pacientes tenían 5 trastornos comorbidos aparte del TDAH.

“Los niños en el primer grupo tenían mayor severidad de síntomas como la agresividad y la delincuencia, por otro lado el grupo 2 tenía síntomas ansioso-depresivos y quejas somáticas o corporales, pero en el grupo 3 eran más frecuentes las quejas de este tipo por parte de los varones”, dijo el científico de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El mal diagnóstico

El TDAH está asociado comúnmente a deficiencias cognitivas y un bajo rendimiento escolar por lo que es frecuente que las mamás o profesores soliciten estudios de imagenología o encefalogramas; sin embargo estos estudios no son de gran ayuda ya que depende mucho del contexto en el que viven los niños. Es decir, algunos niños con esta enfermedad en ciertos contexto son muy tranquilos pero en otros no.

“La atención deficiente no es exclusiva del TDAH se puede manifestar en muchos otros padecimientos por lo que es muy importante hacer un buen diagnóstico. Hay que identificar la salud física y neurológica, el antecedente de trastornos convulsivos, así como el funcionamiento de la tiroides. Incluso alteraciones en el sueño puede ser un mejor indicador”, comentó.

Adicionalmente el especialista en psiquiatría infantil indicó que el 75 por ciento de los casos de TDAH tienen un origen genético. “Se han descubierto muchos genes que son los causantes de este trastorno y son los que regulan la producción de las sustancias cerebrales como la dopamina y la norepinefrina de los neurotransmisores”.

Aunque también hay factores ambientales que influyen en la alteración genética, por ejemplo, se sabe que las mujeres que fuman durante el embarazo tienen mayor probabilidad de tener hijos con TDAH, explicó.

Foto: ONU

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba