07/16/2018
Metropoli

Nuevos Verificentros con equipo y tecnología de punta

verinue

El personal deberá contar con una acreditación de la SEDEMA en temas de verificación vehicular y atención ciudadana

A través de los 55 Centros de Verificación Vehicular donde los costos y criterios para otorgar el tipo de holograma permanecerán sin cambios, a partir del 2 de julio se puso en marcha el nuevo Programa de Verificación Vehicular en la Ciudad de México.

Estos nuevos centros cuentan con equipo y tecnología de punta, como las líneas aéreas visibles; el gabinete, que contiene los módulos para realizar las diferentes etapas del proceso de verificación vehicular; bloqueo de software en caso de que sea abierto sin clave de autorización y que sólo podrá ser reanudado el procedimiento por personal autorizado; además de cámaras y sistema de datos encriptados para garantizar certeza y transparencia en el proceso de verificación.

Cuenta con un sistema de cámaras para que desde que ingresa el vehículo hasta que sale esté monitoreado para que no se cambie el vehículo. También existe un software único propiedad del gobierno de la ciudad que permite monitorear en tiempo real el proceso y los resultados de verificación.

El holograma se sustenta, se basa exclusivamente en la emisión de gases del vehículo, pero también la seguridad del vehículo es muy importante.

El calendario de verificación puede ser consultado en http://www.sedema.cdmx.gob. mx/, los costos permanecerán sin cambios, al igual que los criterios para otorgar el tipo de holograma, que seguirán siendo los que determina la Nom-167-Semarnat-2017.

El nuevo programa ha incorporado las recomendaciones de expertos nacionales e internacionales en materia de emisión de contaminantes por fuentes vehiculares, incluyendo el Centro Mario Molina y el Foro Internacional de Transporte de la OCDE, ya que contempla la determinación de las condiciones físico mecánicas que impactan en la emisión de contaminantes de la atmósfera, así como la medición del número de partículas ultrafinas.

Las pruebas físico-mecánica y de partículas ultrafinas son aleatorias y no influyen en la entrega del holograma, el cual solamente se obtendrá con base en la medición de gases, como se ha venido realizando anteriormente.

Esta prueba de inspección físico-mecánica se llevará a cabo a través de 4 equipos:

  • Alineador al paso, el cual indicará la deriva en m/km; es decir, cuántos metros se desvía de una línea recta el vehículo por kilómetro recorrido.
  • Banco de suspensiones, con este equipo se determinará el factor de amortiguamiento (escalar adimensional) y masa del eje del vehículo expresada en kilogramos.
  • Frenómetro de rodillos, con este equipo se determinará el porcentaje de “ovalidad” en caso de frenos a tambor y “alabeo” en caso de frenos de disco, con lo que se podrá calcular la eficiencia del sistema de frenos por eje y la diferencia de fuerza de frenado máximo entre ruedas.
  • Detector de holguras, con este componente se llevará a cabo la revisión por la parte inferior del vehículo. Esta detección asegura el correcto funcionamiento del sistema de escape, del sistema de frenos y de los amortiguadores.

El nuevo Programa de Verificación Vehicular de la CDMX contempla también la revisión del estado de los neumáticos. Cabe destacar que las características de los neumáticos como la adherencia en el frenado (agarre), la resistencia al desgaste, la duración y el rendimiento tienen una relación directa con el consumo de combustible y por ende de las emisiones a la atmósfera.

En cada Centro de Verificación se cuenta con promotores ambientales, quienes ayudan a la población a entender los resultados impresos en su constancia de verificación.

Capacitan a personal de Verificentros

Previo a su arranque y con el objetivo de que los responsables del área de Atención Ciudadana de los 55 nuevos Centros de Verificación Vehicular de la Ciudad de México (CVVCDMX) desarrollen los protocolos en la materia con apego a las disposiciones del nuevo Programa de Verificación Vehicular, la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) impartió un taller dirigido a dicho personal.

Uno de los elementos destacados por los especialistas de la Dirección General de Gestión de Calidad del Aire, en el módulo “Cambiando el paradigma en los centros de verificación”, fue la importancia de enfocarse en la actitud que debe imperar entre el personal que trabaja en los CVVCDMX, para seguir un protocolo de Atención Ciudadana de calidad.

En este módulo también se explicó la utilidad del Inventario de Emisiones, documento estratégico para la gestión de la calidad del aire y que permite conocer y localizar las fuentes emisoras, así como el tipo y cantidad de contaminantes que genera cada una de ellas.

Además, el inventario responde a una de las medidas más importantes del programa ProAire 2011-2020, el cual contempla su actualización bianual. Este inventario incluye la estimación de 90 categorías de emisión de contaminantes que causan efectos negativos a la salud, así como de tóxicos y Gases de Efecto Invernadero (GEI).

En el segundo módulo se trabajó sobre la atención de calidad y se ofrecieron estrategias para atender las diferentes necesidades de la población, así como sugerencias para que el personal de los CVVCDMX se asuma como promotores ambientales.

Los módulos 3 y 4 se concentraron en el conocimiento y práctica de los derechos humanos, el manejo y solución de conflictos y los trámites de atención ciudadana.

El personal de los nuevos Verificentros deberá contar con una acreditación de la SEDEMA en temas de verificación vehicular y atención ciudadana.

Foto: SEDEMA

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba