09/19/2018
Cultura

Se formar mejores seres humanos con educación asegura el filósofo Pastor Vico

de foto: “Nuestro modelo económico se basa en el individuo pero la posibilidad de desarrollo e innovación de los individuos se basa en la colaboración”, Vico. (Foto: Flickr).

Las carreras técnicas son alternativa para cubrir demandas de la industria pero también para crear ciudadanías empoderadas: IMCO.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la educación técnica es una oportunidad para enfrentar la demanda de capital humano altamente especializado; la inversión de tiempo y dinero para una carrera técnica es significativamente menor a la de una licenciatura pero, ¿encontrar trabajo es la única razón para perseguir los estudios?

 

En entrevista para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, David Pastor Vico, filósofo y experto en ética y transmisión de valores, opinó que la educación no debe de formar mejores profesionales sino mejores seres humanos y ciudadanos. “Ciudadanos más libres, ciudadanos pensantes, ciudadanos críticos, ciudadanos que entiendan cuál es su papel en el mundo y que generen una posibilidad de cambio mejor en el propio sistema”.

 

Formar ciudadanos y no sólo técnicos es crucial cuando cada vez es más evidente que las posibilidades laborales después de concluir una carrera se han ido reduciendo; muchos jóvenes terminan trabajando en áreas para las que no se prepararon y con salarios que no van de acuerdo con la cantidad de tiempo y recursos que invirtieron durante su educación superior. “Estamos sacando los mismos títulos, estamos teniendo los mismos desarrollos académicos que hace 50 años y, sin embargo, no vivimos en el mismo mundo con las mismas oportunidades”, explicó el filósofo.

LEE ADEMÁS: Mira estas cinco plataformas del orgullo mexicano 

La situación actual demanda medidas y acciones diferentes que se basen en la innovación, el emprendimiento y la colaboración entre los sectores pero el modelo educativo en México no toma esto en cuenta y sigue preparando jóvenes con base en un sistema económico neoliberal que los forma dentro del individualismo.

 

“Estamos viviendo una encrucijada un poco paradigmática, nuestro modelo económico se basa en el individuo pero la posibilidad de desarrollo e innovación de los individuos se basa en la colaboración, y ¿en dónde lo aprendemos?”, reflexionó Vico.

 

El experto ahondó en la idea de que México tiene todo (riquezas naturales y ubicación geográfica privilegiada) para poder permitir el acceso gratuito a cualquier cosa, entre ellos la educación, pero que esto no se ha logrado principalmente por trabas políticas.

 

“¿Por qué no hay un gran pacto de gobierno para cambiar el sistema educativo a 40 años? Porque eso implica un cambio de modelo económico y sobre todo un cambio de modelo de los dirigentes políticos (así como) un trastoque dentro de las clases sociales y de la oligarquía que domina la economía; eso pone en entredicho el estatus quo reinante”, analizó el experto.

 

Y sí, a la fecha existen instituciones que están haciendo el esfuerzo por integrar una educación teórica y técnica con un análisis crítico para encaminarla, pero no se ha convertido aún en un esfuerzo unánime y el resultado, concluyó Vico, es que seguimos fomentando el uso de la razón instrumental. “No estamos formando ciudadanos, estamos formando técnicos, y si sólo formamos técnicos, cuando esperamos un desarrollo cívico no lo encontramos porque no lo hemos formado; eso es un problema capital”.

 

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba