12/16/2018
Salud y nutrición

El futuro de la cardiología, aquí y ahora

cardio

Médicos han puesto su atención en una clase de medicamentos contra el colesterol los cuales están dirigidos a inhibir una proteína llamada PCSK9

Aunque el 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, siempre es oportuno hablar de las principales líneas de investigación médica y desarrollos en cardiología que ya son una realidad para tratar y atender a millones de pacientes que padecen enfermedades coronarias en el mundo.

Para explicarnos dichos avances médicos tenemos al reconocido cardiólogo de talla mundial, el doctor William A. Zoghbi, presidente del Departamento de Cardiología del Houston Methodist DeBakey Heart and Vascular Center.

Nueva generación de medicamentos para controlar el colesterol
Por años, investigadores médicos han puesto su atención en una clase de medicamentos contra el colesterol los cuales están dirigidos a inhibir una proteína llamada PCSK9. Estos fármacos serán la próxima generación de tratamientos que bajan significativamente el colesterol en pacientes que particularmente requieren de una terapia agresiva para disminuirlo, explicó el doctor Zoghbi quien estuvo en México este año dando una conferencia para la Sociedad Mexicana de Cardiología en Guadalajara sobre Enfermedad Cardiaca Valvular.

La inflamación como un marcador de enfermedad cardiaca
La inflamación juega un papel clave en el desarrollo de la aterosclerosis y la enfermedad cardíaca coronaria (CHD). La inflamación, tanto a nivel focal como sistémico, desempeña un papel clave en la desestabilización y la ruptura de las placas ateroscleróticas, lo que lleva a eventos cardiovasculares agudos. Actualmente, se están llevando a cabo diversas investigaciones para identificar nuevos factores de riesgo que puedan mejorar la capacidad de los científicos para predecir con precisión el riesgo de un evento cardiovascular, identificar nuevos objetivos para el tratamiento y mejorar los algoritmos pronósticos actuales, explicó el doctor Zoghbi quien además fue uno de los líderes médicos que elaboraron las guías sobre la reparación de válvulas cardiacas, que fueron validadas en el Houston Methodist Hospital y ahora se usan en todo el mundo.

Tecnología disruptiva: Procedimientos mínimamente invasivos de reparación y substitución de válvulas del corazón
Las válvulas cardíacas juegan un papel clave en este flujo unidireccional de sangre, al abrirse y cerrarse con cada latido. El corazón tiene cuatro válvulas: tricúspide, pulmonar, mitral y aórtica. La cirugía valvular cardíaca mínimamente invasiva es una técnica que emplea incisiones más pequeñas para reparar o sustituir válvulas cardíacas. La cirugía robótica es de las técnicas más vanguardistas que se han desarrollado y que además reduce la estancia en el hospital y el tiempo de recuperación de los pacientes. Los cirujanos del Houston Methodist Hospital son pioneros en la creación e implementación de estos desarrollos de alta tecnología médica.

Comentó el doctor Zoghbi que ha sido creador en el Houston Methodist Hospital de un sinfín de técnicas para evaluar la función cardiaca y reparación de válvulas de una forma no-invasiva como por ejemplo, cuando se coloca una válvula a través de un catéter y se evita así, una cirugía de corazón abierto.

En otros avances médicos de la cardiología, el doctor Colin Barker, Cardiólogo Intervencionista del Houston Methodist DeBakey Heart & Vascular Center, nos habló de una de las líneas de investigación en las que está trabajando en los laboratorios del Houston Methodist Hospital:

Optimización de terapias y Desarrollo de nuevas tecnologías 
El doctor Barker explica que con la edad se incrementan los riesgos a padecer enfermedades coronarias y con ello la necesidad de intervenciones para salvar la vida de los pacientes. Sin embargo, los adultos mayores también son más vulnerables en las cirugías por lo que para minimizar los riesgos, se han desarrollado técnicas para reemplazar válvulas sin necesidad de cirugía o reparar las válvulas a través de hacer un pequeño orificio en una arteria.

Los avances de la ciencia han logrado reducir en un 40% las enfermedades cardiovasculares en los últimos 40 años en los EUA. El doctor Zoghbi lo atribuye a varios factores entre los que se encuentra el cambio de hábitos de estilo de vida. Por ejemplo, el dejar de fumar es el principal de éstos. En EUA se ha reducido el consumo de cigarro en un 80% en las últimas décadas. También han sido fundamentales los programas de prevención y el acceso a medicamentos cada vez más eficientes en controlar el colesterol alto y la presión arterial alta.

Sin embargo, el especialista del Houston Methodist Hospital, habla de que hoy en día existen nuevas situaciones que preocupan, por ejemplo, la epidemia de obesidad, sobrepeso y diabetes que afecta a las sociedades modernas y que son factores de riesgo alto para enfermedades cardiovasculares. El doctor Zoghbi concluye que para que la gente cuide mejor su corazón necesitan actuar a partir del conocimiento, el conocimiento de cómo reducir los factores de riesgo y cambiar a hábitos de vida saludables.

Foto: Flow

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba