11/13/2018
Mujer

Masehual Siuamej Monsenyolchicauani, un colectivo de mujeres náhuatl que se apoyan para producir artesanías

colecmuj

En el trabajan casi 100 mujeres representantes de seis comunidades náhuatl que elaboran y venden artesanías de fibra natural telar de cintura bordado

Masehual Siuamej Monsenyolchicauani, que en náhuatl significa “Mujeres indígenas que se apoyan”, es un colectivo que se fundó hace 33 años. Sus integrantes, mujeres, se han dedicado a ayudarse de generación en generación en la producción de las artesanías que venden, en las que plasman la historia de su lugar de origen: Cuetzalan, Puebla.

En el colectivo trabajan casi 100 mujeres representantes de seis comunidades náhuatl. Elaboran y venden artesanías de fibra natural, telar de cintura, bordado, así como productos de herbolaría y medicina tradicional.

Artesanías

Desde hace 26 años, Josefina del Carmen Álvarez Juárez, originaria de San Miguel Tzinacapan, Puebla, es miembro del colectivo. Elabora artesanías y participó en el libro Hilando nuestras historias. Camino recorrido hacia una vida digna, publicación que recientemente se presentó en el Museo Nacional de Culturas Populares y que se financió con recursos del colectivo.

Para Josefina es muy importante la edición de este volumen, comentó: “Es la historia de nuestra vida, nosotras antes no salíamos, solo estábamos en nuestras casas, nos organizamos como grupos, y en el MasehualSiuamej Monsenyolchicauani aprendí muchas cosas. A hablar en español y a escribir un poco ya que sólo hablaba náhuatl. En el colectivo perdí el miedo y decidí participar en los talleres de intercambiamos de experiencias”.

Juana María Nicolasa Chepe, dirigente del colectivo, comentó que el libro es una recopilación de historias de compañeras de la comunidad y que brinda un recorrido por las comunidades: “Esto con el fin de que más compañeras tengan una vida digna. Hilando nuestra historia es un sueño que llegó con la investigación de la maestra Margarita Tovar, quien se interesó en nosotras”.

Juana María destacó también la ayuda y el interés de otras personas que se ha manifestado con el paso del tiempo. Fue una estudiante de la UAM Xochimilco, Susana Mejía Flores, quien en una de sus prácticas las conoció y comenzó a difundir y a vender las artesanías a su regreso a la Ciudad de México y en su paso por la Facultad.

Bordado

Además de la creación de artesanías, estas emprendedoras mujeres dan vida a sus tradiciones y cultura a través de servicios y productos de herbolaría, temazcal y medicina tradicional en el Hotel Taselotzin, ubicado en el barrio de Zacatipan, Cuetzalan del Progreso, Puebla.

Masehual Siuamej Monsenyolchicauani. Para conocer más sobre su labor puedes visitar su sitio http://taselotzin.mex.tl/frameset.php?url=/intro.html  donde también está a la venta el libro Hilando nuestras historias.

En la Foto: Josefina del Carmen Álvarez Juárez

Foto: Secretaría de Cultura

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba