11/18/2018
Salud y nutrición

El melanoma uveal, puede ser letal

ojos

Cuando las personas detectan un nevo o lunar en el ojo deben ser revisados por un oncólogo ocular lo antes posible

Miopía, astigmatismo y presbicia son las enfermedades de los ojos más conocidas, sin embargo, estos órganos también pueden ser afectados por el cáncer. El Melanoma Uveal, la forma más común y maligna de cáncer en los ojos en adultos.

Los ojos, al igual que todos los órganos del cuerpo, también se enferman. Los principales problemas en los ojos se relacionan a errores refractivos o a cambios en el tamaño y la forma del ojo; como son la miopía (problemas con la visión cercana), el astigmatismo (forma irregular de la córnea) o la presbicia (decremento en la habilidad para enfocar debido a la edad).

La mayoría de las personas conoce estos problemas comunes en los ojos, pero desconocen que los ojos también pueden desarrollar cáncer.  El melanoma uveal es la forma más común y maligna de cáncer en los ojos en adultos.

De acuerdo con la doctora Amy Schefler, oncóloga ocular del Houston Methodist Hospital, “este tipo de tumores pueden aparecer en la parte frontal, central o posterior del ojo. Ocurre con mayor frecuencia en pacientes adultos caucásicos o en latinos de piel clara. Es importante, mencionar que el melanoma uveal es altamente letal, ya que aproximadamente el 50% de los pacientes que desarrollan la enfermedad, mueren a causa de ella.”

La especialista explicó que lo más peligroso de este tipo de cáncer es que, “es asintomático y por eso las personas que lo padecen puede pasar sin diagnóstico durante meses o años. Algunos pacientes han referido ver flashes, figuras flotantes, sombras o visión borrosa.”

Respecto a la causa de la enfermedad la especialista explicó que, “el melanoma uveal es causado por una mutación inicial en el melanocito, que es la célula pigmentada en el ojo. Esta mutación generalmente ocurre durante la primera infancia y conduce a la formación de un lunar o nevo. Durante la edad adulta, ocurren mutaciones adicionales que llevan a la célula a dividirse de manera descontrolada.”

Añadió que, “se desconoce por qué los pacientes desarrollan estas mutaciones. Pero se ha descubierto, en un porcentaje muy pequeño de pacientes (2-4%), que dicha mutación es hereditaria.

En el Houston Methodist Hospital, en el último año se han tratado entre 100 y 150 nuevos casos de este tipo de cáncer ocular, siendo uno de los cinco centros de salud más concurridos en Estados Unidos para tratar este padecimiento. El equipo de melanoma uveal del hospital está conformado por un radiólogo oncólogo (especialista en radiación del ojo), médicos radiólogos, médico oncólogo especializado en melanoma, patólogo de ojos, especialista en ultrasonido y muchos investigadores.

Para tratar a los pacientes con melanoma uveal, se pueden utilizar tratamientos que se aplican en el consultorio, cirugía y también una forma especial de radiación que se llama braquiterapia.  La especialista explicó que: “La braquiterapia moderna es una cirugía de radiación de alto enfoque.

Insertamos quirúrgicamente un dispositivo que contiene semillas radioactivas en la superficie del ojo. La radiación se aplica al tumor a lo largo de la semana, y luego se retira la placa, una semana más tarde se realiza una segunda cirugía. Cada placa está diseñada a la medida de cada paciente, a modo de que cada uno reciba la dosis adecuada para acabar con el tumor. Durante la cirugía, realizamos un ultrasonido para confirmar que todos los márgenes del tumor están cubiertos por la placa, de modo que estamos seguros de que el tumor ha sido tratado en su totalidad.”

La doctora Schefler y su equipo están trabajando en un gran número de protocolos de investigación en melanoma uveal en el Houston Methodist Hospital como en: tratamientos contra el melanoma a partir de nanopartículas, desarrollo de medicamentos que prevengan la pérdida de la visión después de los tratamientos contra el cáncer y estudios en pacientes cuyo cáncer se ha diseminado a otros órganos.

En conclusión, la doctora Schefler expresó que, “cuando las personas detectan un nevo o lunar en el ojo, deben ser revisados por un oncólogo ocular lo antes posible”.

Foto: Flow

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba