11/18/2018
Mujer

Si es posible prevenir el cáncer de mama

canmama

Las mujeres pueden tomar medidas para mitigar el riesgo de desarrollar esta neoplasia y aumentar sus posibilidades de supervivencia si ésta se presenta

Muchos aspectos son controlables cuando se trata de prevenir el cáncer de mama. El ejercicio cardiovascular, mantener un peso saludable, medir el consumo de alcohol y pruebas genéticas son hoy en día sinónimo de Prevención del Cáncer de Mama, por ello el Houston Methodist Hospital nos comparte información que puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Cuando hablamos de cáncer de mama, hay cientos de factores que están fuera del control humano, sin embargo, existen muchos otros que sí pueden estar bajo su manejo, y cada día surgen nuevas investigaciones que sugieren que el cáncer de mama puede ser más prevenible de lo que los expertos pensaban originalmente.

“Las mujeres pueden tomar medidas para mitigar el riesgo de desarrollar cáncer de mama y aumentar sus posibilidades de supervivencia si éste se presenta”, explicó la doctora Polly Niravath, oncóloga de mama y directora del Programa de Supervivencia del Cáncer del Houston Methodist Cancer Center.

A continuación, te compartimos algunos pasos que puedes seguir para reducir el riesgo de cáncer de mama:

¡Actívate!
El ejercicio, especialmente el cardiovascular, puede ser tu mejor aliado. “Ejercitarse es un factor importante cuando se trata de reducir el riesgo de cáncer de mama en la mujer”, expresó la doctora Niravath. “Algunos estudios estiman una reducción de riesgo de entre 15 y 30% con ejercicio moderado.” Los médicos creen que el vínculo ejercicio-estrógeno puede explicar el riesgo reducido. El ejercicio suprime la producción de estrógenos, promoviendo la masa corporal magra.

Mantén un peso saludable
El sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar varias enfermedades crónico-degenerativas y el cáncer de mama es una de ellas. Las mujeres que tienen más células de grasa producen más estrógeno y tienden a tener niveles más altos de insulina, los cuales están relacionados con un mayor riesgo de este tipo de neoplasia. “Mantener un peso corporal saludable durante toda su vida, con un índice de masa corporal de 18.5-24.9, produce muchos beneficios para la salud”, aseguró la doctora Niravath.

Limita el consumo de alcohol
Además de hacer ejercicio y mantener un peso corporal saludable, limitar el consumo de alcohol a tres o menos bebidas alcohólicas por semana puede reducir el riesgo de cáncer de mama en una mujer. En comparación con los no bebedores, las mujeres que consumen de dos a cinco bebidas alcohólicas al día tienen aproximadamente 1.5 veces más riesgo de desarrollarlo. La especialista recomendó que las mujeres que no desean abstenerse, tomen un multivitamínico diario con ácido fólico. Estudios han demostrado que una ingesta diaria adecuada de ácido fólico puede disminuir el riesgo de cáncer de mama asociado con el consumo de alcohol.

Elije amamantar
La doctora Niravath alentó a las madres primerizas a amamantar a sus bebés, si pueden. “La evidencia sugiere que la lactancia materna reduce el riesgo de una mujer de desarrollar cáncer de mama”, afirmó. “Sabemos que cuanto más tiempo amamanta una mujer, mayor es el efecto protector”. Las razones no están claras, pero una posible explicación es que las mujeres que amamantan tienen menos ciclos menstruales a lo largo de sus vidas y, por lo tanto, menos exposición al estrógeno.

Consume aceite de oliva
Estudios sugieren que consumir más grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva, también puede ayudar a protegernos contra el cáncer de mama. El Houston Methodist Hospital está llevando a cabo un ensayo clínico, dirigido por la doctora Tejal Patel, quien analiza cómo un componente principal del aceite de oliva, el hidroxitirosol, afecta la densidad mamaria en mujeres con alto riesgo de cáncer de mama. Las mujeres con mayor densidad mamaria tienen un mayor riesgo de padecerlo.

Pruebas e intervenciones genéticas
Si se tiene un historial familiar de cáncer de mama, es recomendable hablar con el médico sobre si las pruebas genéticas son adecuadas para ti. Las mutaciones en ciertos genes, como los genes BRCA, aumentan el riesgo de cáncer de mama. Las mujeres con esta mutación genética pueden optar por exámenes de detección más frecuentes o cirugía profiláctica (extracción de mamas). Quitar los ovarios y las trompas de Falopio también es una opción; además de reducir el riesgo de cáncer de ovario, ayuda a prevenir el cáncer de mama al eliminar una fuente de hormonas que pueden alimentar algunos tipos de la enfermedad.

Foto: Flow

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba