11/18/2018
México

Con tratamiento oportuno, enfermedades oculares que padecen perros y gatos, son curables

hospvetunam

Importante llevar con regularidad a nuestros animales de compañía a revisión pues los problemas visuales no sólo pueden provocar ceguera sino también dolor ocular severo

Las enfermedades de los ojos en perros y gatos son más frecuentes de lo que se cree, pero con un diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado la mayoría de los casos puede ser curable o tener un control para evitar la pérdida de visión.

Luz Ramírez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM, resaltó la importancia de llevar con regularidad a nuestros animales de compañía a revisión, pues los problemas visuales no sólo pueden provocar ceguera, sino también dolor ocular severo.

Al Hospital Veterinario de Especialidades, dijo, llegan alrededor de 15 pacientes al día por problemas oftalmológicos; ahí cuentan con equipo para un buen diagnóstico.

“La medicina preventiva es fundamental; por ello, además de informar sobre estos padecimientos a los propietarios, es necesario capacitar a los médicos veterinarios de primer contacto, para que sepan identificarlos y canalizar al área adecuada”.

En afecciones como diabetes, sida (en el caso de los gatos), enfermedades neurológicas o traumatismos, la atención debe ser integral, porque tienen una relación importante con la salud visual, advirtió.

La predisposición depende de la raza: en perros “chatos” o con nariz muy corta, como bulldog, pequinés o pug, las enfermedades de la córnea son las más frecuentes; en los poodle y schnauzer, las cataratas; y en los Boston terrier o jack russell, el glaucoma, ejemplificó.

En los gatos las enfermedades oftálmicas están más asociadas a afecciones sistémicas como leucemia, sida y peritonitis infecciosa. Son padecimientos que dañan su cuerpo, pero también pueden deteriorar sus ojos, indicó.

El ojo es un órgano externo y los cambios de color, posición y tamaño son señales a los que los propietarios deben estar pendientes para detectar alguna enfermedad o problemas de la visión.

Ciertas conductas indican que perros o gatos tienen problemas: ya no se van por el camino correcto, chocan con muebles y paredes, se caen constantemente, no detectan dónde está su comida o no identifican a sus dueños.

La especialista en oftalmología veterinaria expuso que las cataratas, glaucoma, hipertensión, diabetes, atrofias de la retina (hereditarias), insuficiencia renal y lesiones de tipo inflamatorias son las principales enfermedades que les pueden causar ceguera.

“Las cataratas se pueden operar, si hay algún tipo de inflamación se puede tratar, y los glaucomas detectados a tiempo permiten conservar la vista. En algunos casos las terapias son a largo plazo, o de por vida”, concluyó.

Foto: UNAM

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba