06/24/2019
Estados

Nueva exposición permanente de la Casa del Títere Marionetas Mexicanas, en Puebla

tite

El títere no pasará de moda por ser un elemento cultural y de entretenimiento pese a los avances tecnológicos

PUEBLA, Pue.- La nueva exposición permanente de la Casa del Títere Marionetas Mexicanas, está conformada por más de 400 piezas de los acervos Rosete Aranda Espinal y Guiñol Época de Oro que ofrecen momentos representativos de la historia de México y del mundo, así  como de cuentos clásicos de la literatura universal.

El espléndido espacio ubicado en la ex fábrica textil La Constancia Mexicana ofrece 24 salas temáticas, así como un espacio virtual versátil que narran la historia del títere que se complementa con elementos multimedia interactivos y video alusivo a El principitoBlancanieves y el teatro de sombras de Bali.

casaDelTitereJVL_1998b

Los visitantes apreciarán la historia nacional a través de recreaciones iniciando en la época de los aztecas, continuando con una escenificación de Maximiliano y Carlota, así como el abrazo de Acatempan entre Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero.

Se muestran las tradiciones en México y los espectáculos de carpa, aunado a los relatos clásicos como El lobo y las siete cabritas, de los hermanos Grimm, las narraciones orales, cuentos de hadas, Pinocho de Carlo Collodi con una pieza de proporción gigante traída directamente desde la Fundación Collodi, en Italia.

casaDelTitereJVL_1980b

El recorrido brinda un viaje por la historia musical con personajes de zarzuela, orquesta de cámara, estudiantinas y recreaciones de obras célebres como Carmen, de Bizet; Pedro y el Lobo, de Prokofiev y la Flauta Mágica de Mozart.

casaDelTitereJVL_1986b

Entre las temáticas dirigidas particularmente a los niños destacan el camino de la fe y escenificaciones de paisajes bíblicos, recreaciones de obras literarias, entre ellas: Romeo y Julieta y el Cantar del Mío Cid, así como historias de aventuras con representaciones de piratas.

casaDelTitereJVL_2039b

Por medio de los títeres también se disfruta de piezas como La farsa de Maitre Pathelin, pieza de teatro escenificada a finales de la Edad Media, en Francia; Artistas rusos en México, la influencia de Oriente y la bella época francesa.

casaDelTitereJVL_2130b

Aimeé Guerra Pérez, directora del Complejo Museístico La Constancia Mexicana, recordó que la Secretaría de Cultura entregó en comodato al Gobierno del Estado de Puebla 813 piezas de la colección de Títeres Roseta Aranda Espinal y 630 marionetas de la colección de la Época de Oro Guiñol de Instituto Nacional de Bellas Artes, que abarcan los siglos XIX y XX.

casaDelTitereJVL_2109b

Resaltó que la exposición permanente es importante por razones de conservación y para dar a conocer la gran riqueza cultural que poseen.

Parar ello se renovó el museo inaugurado hace tres años con un cambió de toda la museografía. El objetivo, brindar mayor vitalidad al recinto para presentar títeres que nunca habían sido exhibidos. “Los títeres son parte de nuestra herencia cultural, nuestra historia como mexicanos”.

La muestra permite apreciar, dijo, desde las fotografías situadas alrededor del museo, diversos pasajes y momentos en los que los títeres, incluso, fueron empleados en campañas de salud o de alfabetización. Es el caso de algunas piezas que se utilizaron en Oaxaca en la iniciativa emprendida por Jaime Torres Bodet.

La directora del complejo museístico expuso que los títeres mostraron parte de las tradiciones nacionales en épocas donde se carecía de la modernidad de las comunicaciones como la televisión y los medios digitales, y quienes ilustraban y divertían a la población por todo el territorio nacional eran estas obras artesanales y artísticas.

Destacó que con el auxilio de los soportes tecnológicos, las piezas se aprecian con la escenificación realizadas por las compañías en su época. “La exposición está diseñada para el disfrute de todo el público, porque los niños al ver las piezas de las marionetas, los videos de cómo se representan y se mueven, la van a disfrutar mucho. A los adultos los hará recordar lo que es ser niños”.

Aseveró que el títere no pasará de moda por ser un elemento cultural y de entretenimiento pese a los avances tecnológicos. Cada pieza posee un valor cultural e histórico, la más antigua data de 1900 y la más actual, de Lola Cueto, de 1950.

En el museo se conjugan la parte interactiva con la exhibición para que los niños puedan volverse títeres por un momento, donde los títeres y la mascota del museo –Lolo- imiten sus movimientos. “Al visitar del museo los niños salen con la ilusión de hacer un títere, ante ello se imparten talleres de fabricación de diversos tipos de títeres con cupos completos”.

La colección total asciende, aproximadamente, a casi mil 500 piezas, algunas están sujetas a un proceso de restauración, porque muchas de estas resultaron dañadas durante el sismo de 1985, en la ciudad de México.

Fotos: Secretaría de Cultura

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba