06/24/2019
Ecología

Protección del hábitat de aves migratorias en los pastizales del Desierto Chihuahuense

avechihua

Es urgente tomar aún más medidas para proteger este ecosistema crítico

Por Carolina Herrera

A medida que bajan las temperaturas en el hemisferio norte, millones de aves que representan más del 30 por ciento de las especies de aves en los Estados Unidos están migrando a tierras más cálidas en América Latina y el Caribe. La protección de estas especies migratorias requiere preservar no sólo su hábitat en los Estados Unidos sino también sus rutas migratorias y las áreas donde invernan a lo largo del hemisferio occidental.

La interconexión de nuestro planeta es la razón por la cual NRDC ha trabajado durante muchos años con socios locales en América Latina para proteger los extraordinarios tesoros naturales de la región, lugares sin los cuales nuestro mundo y su espectacular biodiversidad ya no serían lo mismo.

Hoy tenemos el agrado de compartir nuestro nuevo Story Map que destaca uno de estos lugares: los Pastizales el Desierto Chihuahuense. Este nuevo mapa interactivo ofrece una mirada a los impresionantes paisajes que albergan a aves migratorias y otras especies, las amenazas que enfrenta esta región, y las clases de soluciones que pueden ayudar a preservar este hábitat crítico para la vida silvestre y las comunidades locales.

El Desierto Chihuahuense se extiende entre el norte de México y el suroeste de los Estados Unidos y es una de las regiones áridas más biodiversas del mundo. Esta ecorregión incluye trece de las áreas prioritarias para la conservación de pastizales en América del Norte. A pesar de recibir menos de 10 pulgadas (25 centímetros) de lluvia por año, esta región ecológicamente rica alberga 500 especies de aves, 130 especies de mamíferos y 3 mil especies de plantas.

El Story Map de NRDC se centra en dos áreas prioritarias para la conservación: las regiones de Janos y Valles Centrales en el estado de Chihuahua en México. Los pastizales de estas dos áreas representan una de las zonas con mayor diversidad de especies de aves migratorias en el Desierto Chihuahuense, incluyendo el Gorrión de Baird, Escribano Cuellicastaño y Bisbita Llanera, así como especies endémicas como el perrito de la pradera y el bisonte. Además de proporcionar hábitat crítico para la flora y fauna, los pastizales también almacenan cantidades significativas de carbono en sus raíces, haciendo de su conservación una importante solución climática.

En el Story Map, exploramos cómo el peso combinado de múltiples amenazas está impactando este frágil ecosistema. El pastoreo excesivo para satisfacer la demanda de ganado para exportación a los Estados Unidos, la introducción de especies de plantas invasoras, y la conversión de los pastizales en tierras de cultivo son todos factores que están contribuyendo a que la región se enfrente a una transformación radical.

Como un claro ejemplo: entre 2006 y 2011, la región de Valles Centrales perdió casi 70 mil acres (28 mil hectáreas) de pastizales al ser convertidos en áreas de cultivo agrícola. Esto representó una pérdida anual del 6 por ciento. A este ritmo, todos los pastizales de la región podrían perderse para 2025. Esto supone una gran amenaza para las especies de aves que habitan en los pastizales. En las últimas cuatro décadas, las aves de pastizales han experimentado un declive poblacional más profunda que cualquier otro grupo de especies de aves en América del Norte.

Las sequías prolongadas provocadas por el cambio climático también están alterando a los pastizales. Recientemente, la Unión Ganadera Regional de Chihuahua (UGRCh) advirtió que la falta de lluvia en 2018 provocó un déficit de pastizales del 30 al 40 por ciento en comparación con los últimos dos años y que se esperaba que la sequía continuara en 2019. El uso insostenible del agua representa otra amenaza más. Veintitrés por ciento de los acuíferos de esta zona árida ya están sobreexplotados y la transformación de los pastizales para otros usos hace que sea aún más difícil recargar el agua subterránea.

La buena noticia es que ya se conocen las clases de soluciones que pueden ayudar a prevenir y detener las amenazas a los pastizales de Chihuahua, su biodiversidad y sus comunidades. Estas soluciones incluyen la gestión sustentable de los recursos hídricos y el uso de prácticas de pastoreo de menor impacto. De hecho, algunos rancheros y organizaciones locales ya están trabajando para conservar los pastizales del desierto de Chihuahua.

Mediante prácticas como el pastoreo rotativo están logrando enriquecer la tierra y evitando que se vuelva compacta para así regenerar sus terrenos. La recarga artificial de agua subterránea con agua residual tratada también es una forma efectiva de suplementar el agua extraída de acuíferos sobrecargados. Esto se hace con éxito en regiones que sufren problemas similares de sobreexplotación de aguas subterráneas, incluyendo Orange Country, California y Tel Aviv, Israel.

Se están realizando estudios sobre cómo aplicar esto en el contexto chihuahuense, pero se necesita más trabajo para desarrollar la infraestructura para hacerlo de manera segura y sostenible.

Es urgente tomar aún más medidas para proteger este ecosistema crítico. Esperamos que este Story Map, con su representación visual de lo que está en juego, ayude a celebrar los extraordinarios paisajes de Chihuahua y a crear conciencia sobre la necesidad de proteger este hábitat natural y sus recursos hídricos.

Pie de foto: Los pastizales del Desierto Chihuahuense son el hogar de aves migratorias como este Escribano Cuellicastaño.

Foto: Rick Bohn/USFWS

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba