01/23/2019
Finanzas

El analfabetismo financiero representa muchos riesgos para la economía personal y general

edu_financiera

Únicamente el 20 por ciento de la población planea y registra sus movimientos financieros

Saber administrar el dinero que ganamos es una habilidad que se enseña, en el mejor de los casos, de padres a hijos, y en el peor, lo aprendemos después de endeudarnos y sufrir sus consecuencias. En México, sólo 32 por ciento de la población tiene nociones a este respecto.

El analfabetismo financiero representa en sí muchos riesgos para la economía en general y para nuestros proyectos a futuro, la educación financiera nos permite saber: ahorrar, crear un plan de endeudamiento saludable, comparar productos financieros, opciones de retiro, e incluso cómo invertir.

Al respecto, Carla Rojas, maestra en Finanzas por la Universidad de Edimburgo, reveló que la educación financiera (entendida como aquellas habilidades adquiridas para usar los productos financieros de forma informada) contribuye al crecimiento inclusivo de un país y a tener economías resilientes.

Esto se debe a que: “nos prepara para afrontar las eventualidades ya sean desastres naturales o ciertos escenarios políticos; es decir, escenarios inciertos que no están bajo nuestro control”, dijo.

De acuerdo con la información de la Oficina de Información Científica y Tecnológica (INCyTU) únicamente el 20 por ciento de la población planea y registra sus movimientos financieros, mientras que el 70 por ciento indicó un total desconocimiento y desinterés por las cuentas de ahorro, inversiones, créditos y retiro.

Al no tener ni conocimiento ni interés de estos servicios para el futuro, nos hacemos más vulnerables a medida que envejecemos, pues nos resta independencia, explicó la especialista.  

En México y el mundo, los niños y jóvenes identifican a sus padres como los principales educadores financieros; sin embargo, estos conocimientos están muy relacionados con el nivel socio-económico, por lo que no todos los estudiantes tienen la misma oportunidad de adquirirlo.

La educación financiera en México debería ser una prioridad nacional, sobre todo desde etapas tempranas en los niños porque esto crea una conciencia sobre el dinero y el uso de los servicios financieros que contribuyen a mejorar su calidad de vida cuando llegan a la vida adulta”, concluyó la autora del articulo Educación Financiera en México, una publicación de INCYTU y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Foto: Internet 

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba