06/24/2019
México

Estudian discriminación y sus diversas caretas en el mercado laboral

disctrab

Las personas en la categoría de piel más clara tienen en promedio 1.4 años más de escolaridad y perciben 53% más ganancias por hora que sus contrapartes de piel más oscura

Una de las preguntas que han guiado los estudios de Raymundo Miguel Campos Vázquez, del Centro de Estudios Económicos de El Colegio de México, es si el color de piel juega un papel importante en la sociedad mexicana en términos económicos y políticos. Los resultados indican que sí. Una persona morena más difícilmente podrá subir en la escala social y más fácil bajará de ésta pues tendrá menos oportunidades de estudiar y de encontrar un mejor trabajo; mientras que para una persona blanca es más fácil que suba y más difícil que baje.

Las personas en la categoría de piel más clara tienen en promedio 1.4 años más de escolaridad y perciben 53% más ganancias por hora que sus contrapartes de piel más oscura, de acuerdo con el artículo “Color de piel y movilidad social: Evidencia de México”, publicado en la revista Demography el 8 de noviembre de 2018, del cual Campos Vázquez es coautor junto con Eduardo Medina Cortina.

Sus novedosas aportaciones representan en América Latina un campo nuevo que pone a prueba la teoría económica con la realidad, con herramientas como internet hace trabajo de campo respecto al comportamiento de las personas y evalúa el impacto de las políticas públicas en el bienestar de las personas.

“La población mexicana está estratificada en color de piel. El problema es que es muy difícil medir la discriminación. Si se realizara una encuesta en hogares sobre salarios esa respuesta no saldría porque un salario bajo en comparación con otro se puede deber a muchos factores”, comentó el doctor en economía.

Sin embargo, Campos Vázquez por primera vez en México realizó una investigación en campo para examinar la discriminación por color de piel en el empleo. Con su colega Eva Arceo envió currículum vitae (CV) similares a vacantes reales en las páginas de empleo en donde lo que variaba era el color de piel de las fotos de quienes se postulaban.

“Se podría haber esperado que las tasas de respuesta fueran idénticas entre los candidatos, pero lo que observamos es que no fue así. Las empresas llamaron más a las mujeres blancas y solteras; en los hombres no hubo diferencias si eran blancos o morenos, si eran solteros o casados. Esto es evidencia de discriminación porque debería ser la misma tasa de respuesta si únicamente se evaluaran aspectos de productividad, experiencia laboral y desempeño académico”.

La investigación de Campos Vázquez se publicó en 2014 y fue la primera de una amplia agenda sobre economía de la discriminación. Por ejemplo, ha analizado si existe discriminación en el mercado laboral por obesidad. En un ejercicio similar al anterior, en trabajo conjunto con Eva González, se enviaron CV ficticios con fotos de hombres y mujeres manipuladas digitalmente para que parecieran obesas.

“Los resultados que encontramos es que para hombres no hay efectos en si se es obeso o no, pero para mujeres sí hay un claro efecto negativo en la tasa de respuesta. Si se es esbelta la tasa de respuesta es mayor”, indicó el profesor-investigador galardonado con el Premio de Investigación 2018 de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) en el área de ciencias sociales.

De la misma forma, al contrastar el Índice de Masa Corporal con los salarios de las personas, solo las mujeres son castigadas en términos de menores salarios por su apariencia física, en una investigación conjunta con Roy Núñez.

Raymundo Miguel Campos explicó que a las mujeres se le pone más importancia en su apariencia física que a los hombres, y si cumplen con las características que son más valoradas en el mercado laboral mejor les irá. Al contar con evidencia de este comportamiento, el especialista considera que debería intervenir el Estado con acciones muy sencillas, como que se prohibiera a las empresas que los candidatos pongan su estado civil o fotografías en el CV o en la solicitud de empleo.

“Si existe la discriminación es malo para todos porque estamos desaprovechando recursos y talento. Alguien puede ser muy bueno para algo y no lo estamos aprovechando porque pensamos que esa persona no sirve para ciertas actividades por su apariencia física; es productividad perdida”.

El investigador está interesado en el bienestar económico de los mexicanos y sus muy diversas aristas, ha analizado, además, las relaciones entre mercado laboral y educación, desigualdad, pobreza, desarrollo regional, psicología, embarazo adolescente, corrupción y cooperación, salario mínimo, entre otros.

El especialista ingresó a El Colegio de México para hacer la maestría en economía en el año 2000. Por un año fue Fox Fellow en la Universidad de Yale como reconocimiento a su excelente desempeño. A su regreso fue admitido en el doctorado en economía en la Universidad de California en Berkeley, y finalmente se incorporó en 2009 como profesor-investigador de tiempo completo en Colmex.

Ser distinguido con el Premio de Investigación

El autor de los libros Inteligencia y personalidad: efectos en movilidad social y resultados de vida, Cooperación y preferencias sociales. Análisis económico sobre altruismo, justicia, confianza y equidad y Economía y psicología: Apuntes sobre economía conductual para entender problemas económicos actuales comentó que es un honor estar en la lista de premiados por la AMC en 2018 y formar parte de un pequeño círculo de distinguidos investigadores que en El Colegio de México han sido premiados.

“Me llegó un baño de humildad al saber quiénes han sido distinguidos con el Premio de Investigación de la AMC: Lorenzo Meyer, Jaime Serra Puche, Romana Falcón, Gerardo Esquivel, Luis Aboites Aguilar, y yo soy el sexto. Para mí ellos son unos gigantes en la academia mexicana y de la investigación”. Agradeció a su vez al Colmex por permitirle trabajar en libertad, por convivir con colegas destacados y el compromiso de los estudiantes que facilitan la labor de investigar.

Foto: Tomada de: www.republica.com

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba