04/21/2019
Metropoli

Ley de Servicios de Cuidados de la Ciudad de México, ya en comisiones del Congreso capitalino

lrleycuidad

La mujer dedica 60 horas semanales al cuidado de enfermos; el hombre sólo 21 horas de cada 10 personas cuidadoras 7 son mujeres

Cuántos tenemos un familiar, abuelos o padres enfermos a quienes hay que dedicar gran parte del tiempo a cuidar; en muchas ocasiones, solos, sin nadie que te ayude y mucho menos que te apoye económicamente. Hay casos en que los cuidadores son niños, que tienen que hacerse cargo porque ningún adulto sano puede hacer eso, ya sea porque tienen que realizar otras actividades o porque no quieren.

Por ello y en defensa de los derechos de mujeres y niños principalmente, el diputado del PRD Víctor Hugo Lobo Román, presentó el proyecto de decreto por el que se expide La Ley de Servicios de Cuidados de la Ciudad de México, toda vez que una mujer destina hasta 60 horas a la semana para el cuidado de personas enfermas y postradas, en contra de las 21 horas que dedica el hombre.

Este jueves, en tribuna, Lobo Román dijo que miles de personas en su mayoría mujeres y niños, atienden los cuidados de familiares sin remuneración o reconocimiento alguno por el desempeño de actividades especializadas, extenuantes y demandantes por tiempo completo del cuidador, que se ve obligado a dejar estudios, empleo y desarrollo personal.

“Con esta ley marcamos acciones tangibles para el desarrollo integral y la calidad de vida de las personas cuidadoras en su mayoría mujeres, con el fin de garantizar sus derechos y libre desarrollo”, expresó el legislador del partido del sol azteca, quien aseguró que por cada 10 personas cuidadoras siete son mujeres.

Además, argumentó que la Ley de Servicios de Cuidados, encuentra su fundamento en lo que mandata el artículo 9 de la Constitución capitalina, el cual hace exigible el derecho a la vida digna, al cuidado y al principio de la ciudad solidaria.

Lobo Román dijo que el reconocimiento del cuidado como un derecho fundamental garantizado por los gobiernos, nace de los compromisos adquiridos por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en el Consenso de Santo Domingo durante 2013, el cual establecen la importancia del cuidado remunerado y no remunerado, así como las consecuencias negativas de la división sexual de este trabajo para las mujeres.

“Con la aprobación de la ley que les presento se atiende un compromiso internacional en materia de derechos humanos que no tiene precedente alguno en el país. Se propone el desarrollo de políticas públicas que fomenten la conciencia de género y eliminen las desigualdades en la división del trabajo en el cuidado de enfermos que conlleva la vulneración de derechos especialmente de las mujeres”, enfatizó.

Al citar cifras del INEGI, el diputado Víctor Hugo Lobo dijo que el 36% de las mujeres que no trabajan, lo hacen porque se ven obligadas a cuidar a sus hijos o familiares; en tanto que el 26% de las mujeres ocupadas les gustaría cambiar su horario de trabajo principalmente para dedicar más tiempo al cuidado.

“Las personas que cuidan a familiares o dependientes postrados deben tener las mismas oportunidades y derechos, educación de calidad, derecho a un empleo digno, recreación y remuneración por su trabajo desempeñado”, expresó Lobo Román sobre su iniciativa turnada a comisiones para su análisis y eventual dictaminación.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba