04/21/2019
Ciencia y tecnología

El Centro de Datos y Cómputo de Alto Rendimiento, el más grande de México

datosunam

Está conformado por 45 nodos de procesamiento y 52 servidores de almacenamiento y tiene una capacidad de cinco petabytes equivalentes al contenido de un millón de DVD

El Centro de Datos y Cómputo de Alto Rendimiento, ubicado en el Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es el almacén de datos científicos más grande de México, y en él colaboran varias dependencias universitarias de las áreas de física y astrofísica.

El equipo está conformado por 45 nodos de procesamiento y 52 servidores de almacenamiento, y tiene una capacidad de cinco petabytes, equivalentes al contenido de un millón de DVD, indicó Lukas Nellen, investigador del Departamento de Altas Energías del ICN, experto en supercómputo y responsable de ese espacio. “Es un centro de datos de clase mundial, dedicado a la investigación científica”, resaltó.

datsunam3

Como una enorme biblioteca de la era digital, el Centro de Datos contiene la información de importantes proyectos científicos nacionales e internacionales, como el Laboratorio Nacional HAWC de Rayos Gamma, el detector ALICE del Gran Colisionador de Hadrones, el Experimento de Energía Oscura DESI y el Observatorio Pierre Auger de Rayos Gamma.

Tochtli, primer clúster del proyecto

El Centro de Datos ha crecido técnica y presupuestalmente ligado a proyectos de física de altas energías y de astrofísica, tanto del ICN como del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM.

datsunam2

Nació como un centro de cómputo del Observatorio Pierre Auger (ubicado en Argentina y en el que colabora la Universidad Nacional), y su primer clúster o cúmulo de computadoras personales fue Tochtli, también el primer nodo de América Latina con la tecnología GRID, que enlaza centros de cómputo separados físicamente entre sí.

Como Tochtli estuvo vinculado desde su puesta en marcha al proyecto ALICE, los centros de cómputo con los que trabaja en conjunto están en otros países, a los que llega por Internet.

Actualmente, es el Laboratorio Nacional HAWC del que se almacena el mayor número de datos. “El Centro de Datos del ICN ha ido creciendo conforme a las necesidades de los proyectos y actualmente colaboramos con los institutos de Astronomía, de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS), de Geofísica (IGf), y con el Centro Virtual de Computación (CVICom)”, comentó Nellen.

Los técnicos académicos Juan Luciano Díaz González y Juan Eduardo Murrieta León fueron fundamentales en la puesta en marcha de este sitio; se trata de profesionales de alta especialidad en ingeniería, y quienes han armado la instalación para hacerla crecer y aprovechar su potencial.

“No compramos soluciones a los proveedores, que resultan muy costosas; la UNAM adquiere solamente el hardware y nosotros encontramos las soluciones de cómputo para las distintas demandas de los proyectos y de los investigadores”, subrayó Díaz.

Esto permite generar soluciones de cómputo a bajo costo y de alto rendimiento, de acuerdo a las necesidades. También ayuda a la creación de infraestructura de supercómputo para la UNAM, en vez de adquirirla o rentarla.

“A medida que el sistema creció y demostró tener buenas prestaciones, otros proyectos pudieron hacer uso del sistema de almacenamiento y procesamiento”, comentó Murrieta

Este Centro de Datos se creó para apoyar proyectos de investigación, pero también para crear conocimiento tecnológico. “La motivación es la ciencia básica que hacemos, pero entrenar a los técnicos en cómputo de alto rendimiento y en almacenamiento es también muy benéfico”, expuso Nellen.

Aquí, además de técnicos se forman estudiantes en cómputo y se planea sumar a más dependencias de investigación para potenciar y hacer crecer este espacio.

En la foto: Lukas Nellen, Juan Luciano Díaz González y Juan Eduardo Murrieta León

Fotos: UNAM

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba