06/17/2019
Salud y nutrición

El HMH estudia una nueva manera más segura de eliminar los tumores de hipófisis

hipofisistumor

Mediante múltiples dosis pequeñas de radioterapia altamente enfocada en el sitio la cual está resultando ser más segura y efectiva que una dosis mayor de radiación

Los tumores de hipófisis son la causa más frecuente de enfermedad pituitaria y de acuerdo con expertos del Hospital Houston Methodist (HMH), representan aproximadamente entre el 10 al 15% de todos los tumores intracraneales. La mayoría no requieren intervención médica alguna, ya que son asintomáticos y muy pequeños, pero cuando adquieren un tamaño considerable y/o provocan alteraciones hormonales o problemas de visión, deben ser retirados quirúrgicamente.

El objetivo de la cirugía es la resección completa del tumor, con la finalidad de descomprimir las estructuras lesionadas por el propio tumor, así como evitar la producción exagerada de la hormona en cuestión dependiendo del tumor.

La cirugía es el tratamiento primario para los adenomas hipofisarios, seguido de radioterapia, sin embargo, expertos aseguran que demasiada radiación puede afectar el sistema óptico y dañar la visión.

Es por ello por lo que, en el Hospital Houston Methodist estudian una nueva manera de eliminar el tumor a través de múltiples dosis pequeñas de radioterapia altamente enfocada en el sitio, la cual está resultando ser más segura y efectiva que una dosis mayor de radiación.

Los hallazgos sobre el uso de la Radioterapia Estereotáctica Fraccionada (FSRT por sus siglas en inglés) están siendo documentados por especialistas del nosocomio ubicado en Houston, TX.

La glándula pituitaria o hipófisis es una estructura del tamaño de un chícharo ubicada en la base del cerebro, y se conoce como la “glándula maestra” porque las hormonas que secreta controlan las funciones de muchas glándulas endocrinas (como la tiroides y las glándulas suprarrenales).

Si bien los adenomas pituitarios son de crecimiento lento y generalmente benignos, el crecimiento hace que la pituitaria produzca hormonas en exceso o bloquee la producción de hormonas por completo. Esto puede interrumpir la regulación de las funciones corporales críticas, incluida la función cardíaca, la presión arterial, la regulación de la glucosa, la fertilidad y la función sexual y el metabolismo.

“Incluso utilizando técnicas de punta, una sola dosis alta de radiación puede no ser suficiente para matar el tumor residual”, explicó el doctor David S. Baskin, vicepresidente del departamento de neurocirugía en el Hospital Houston Methodist y autor del estudio. “Nuestros radio oncólogos diseñaron estrategias para utilizar la radioterapia estereotáctica fraccionada como la mejor manera de destruir a estas masas de crecimiento lento”.

La FSRT es un tratamiento administrado en pequeñas dosis múltiples durante un período de tiempo y es considerado como una variación de la radiocirugía estereotáctica tradicional (SRS), la FSRT puede tratar los tumores hipofisarios más agresivamente que una dosis única y con menos complicaciones que la SRS.

“Tratamos y seguimos a 75 pacientes que se sometieron a FSRT para un adenoma hipofisario residual entre 2004 y 2013”, explicó el doctor Bin Teh, vicepresidente del Department of Radiation Oncology at Hospital Houston Methodist y coautor del estudio. “Ninguno de ellos experimentó un regreso del tumor durante nuestro período de monitoreo y casi el 70% de los pacientes con desequilibrios hormonales causados por los adenomas volvieron a los niveles normales.”

“También planeamos realizar una investigación prospectiva que evaluará el uso de FSRT y SRT, así como los beneficios y las limitaciones de ambas terapias en el tratamiento de adenomas hipofisarios”, explicó el doctor Baskin, director del Kenneth R. Peak Brain and Pituitary Tumor Center at Hospital Houston Methodist.

Foto: Flow

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba