03/26/2019
Salud y nutrición

El diagnostico oportuno del cáncer en sangre, marca la diferencia entre la vida y la muerte

infohemato--jpeg

En México se requieren más centros especializados pero que también estén mejor preparados para brindar atención de calidad a los pacientes

La atención de los padecimientos onco-hematológicos plantea múltiples desafíos a los sistemas de salud, debido a que actualmente se estima que entre el 60% y el 70% de los pacientes con cáncer en sangre son diagnosticados en etapas avanzadas de la enfermedad, aseguró Mayra Galindo, directora general de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer A.C. (AMLCC).

Mayra Galindo dijo que en México se requieren más centros especializados pero que también estén mejor preparados para brindar atención de calidad a los pacientes.

Como parte del informe “Mejorando el abordaje de las neoplasias hematológicas malignas en América Latina”, se expuso que en México participaron el Instituto Nacional de Cancerología, el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca y el Hospital Ángeles Lomas, con la asesoría de la AMLCC, donde se revela que uno de los principales problemas que enfrenta Latinoamérica, según el análisis, tiene que ver con limitaciones en el conocimiento y la capacitación de los especialistas sobre estas patologías, lo cual conduce a un diagnóstico y pronóstico tardíos.

“En algunos casos hay tratamientos que sólo pueden indicarse rápidamente cuando se inicia la quimioterapia. Esto significa que la ventana de oportunidad es estrecha y la velocidad para realizar ese estudio y obtener los resultados se vuelve un diferencial determinante para el pronóstico del paciente”, explicó el doctor Álvaro Cabrera García, Jefe de Servicio de Hematología del Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca.

Por su parte, el doctor Ramiro Espinoza Zamora, médico adscrito al Departamento de Hematología y Coordinador de la Clínica de Mieloma Múltiple en el INCan, destacó que “estos cánceres de la sangre representan una carga significativa en Latinoamérica y muestran tasas de prevalencia e incidencia variadas a lo largo de la región. En México, se presentan alrededor de 14 mil nuevos casos al año, lo que equivale a 1 diagnóstico nuevo cada 4 minutos”.

En su oportunidad, el doctor Roberto Ovilla Martínez, especialista en Hematología en el Hospital Ángeles Lomas, expuso que “quienes reciben quimioterapias prolongadas o quienes pueden tener indicación de trasplante de médula ósea, suelen requerir largos periodos de internamiento con un sistema inmune disminuido por el tratamiento, lo que los expone a infecciones severas, potencialmente mortales. Los centros tienen que trabajar mucho en la esterilización de las instalaciones y en el adecuado manejo del instrumental médico. En este caso, la especialización del personal de salud es crítica”.

Se expuso además que en algunos países se pudo observar que otro de los problemas consiste en la lenta aprobación regulatoria de nuevas terapias innovadoras, así como la fragmentación y falta de cobertura por parte de los sistemas públicos de atención. Esto se traduce en que los pacientes, con frecuencia, tienen un acceso limitado a los tratamientos más efectivos. Se calcula que el 30% de las personas carecen de cobertura de salud adecuada en Latinoamérica.

“El próximo paso es compartir estos hallazgos con los distintos actores del sistema de salud para juntos encontrar caminos hacia la mejora de la atención de los pacientes. Tenemos que lograr mejor articulación entre instituciones, centros de diagnóstico más ágiles, pagadores con toda la evidencia de los beneficios de los tratamientos sobre la mesa, sociedades científicas que exijan a sus miembros actualizaciones en el conocimiento de los últimos avances, entre muchos otros temas”, finalizó Mayra Galindo.

Inforgrafía: Cortesía de AMLCC

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba