03/26/2019
Ciencia y tecnología

Sustancia hidrofóbica para proteger cantera, creada en el IPN

hidroipn

De hecho seguimos trabajando para que el compuesto pueda durar por lo menos cinco años sin estarlo retocando

A base de agua, resina epoxi (polímero termoestable) que se endurece cuando se mezcla con un agente catalizador), dimeticona (mezcla de polímeros inertes con propiedades tensoactivas) y etanol (alcohol etílixo), alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon una sustancia hidrofóbica, la cual evita que los agentes corrosivos como contaminantes, lluvia ácida y heces de aves se adhieran a la piedra.

El objetivo de este proyecto es para preservar las antiguas edificaciones de cantera rosa que embellecen los centros históricos de diversas ciudades del país.

La fórmula creada por Andrea Fernanda Monreal Alba, María Márquez Trejo y Tania Belén Segura Moreira, quienes estudian la carrera técnica de Laboratorista Químico, en el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos No. 18, en Zacatecas, sirve como impermeabilizante ante la alta porosidad de la cantera rosa, la cual ocasiona que la piedra absorba todos los agentes tóxicos que la deterioran.

CREA IPN SOLUCIÓN PARA PROTEGER EDIFICIOS DE CANTERA (1)

“Trabajamos mucho para encontrar una fórmula, que además de proteger la cantera, no cambie su apariencia, ni textura, ya que las soluciones previas dejaban sobre la piedra una capa brillosa que le quitaba toda naturalidad”, destacó Monreal Alba.

Márquez Trejo explicó que se encuentran muy satisfechas con el resultado, porque no se tiene que aplicar tan seguido la sustancia hidrofóbica para preservar la belleza de las edificaciones. “De hecho seguimos trabajando para que el compuesto pueda durar por lo menos cinco años”, aseveró.

Sostuvo que la capital de Zacatecas es un sitio considerado como altamente turístico, sin embargo muchas veces sus visitantes no pueden apreciar la ciudad en todo su esplendor, ya que continuamente se le da mantenimiento a los edificios principales como la catedral, la Fátima y los museos, entre otros.

“Las labores de mantenimiento consisten en lavar las paredes de cantera con agua a presión. Con esto no se logra quitar por completo la suciedad adherida, además de que los muros absorben el agua y retienen la humedad por mucho tiempo, lo que propicia el crecimiento de hongos y otros microorganismos”, señaló Tania Segura.

Con este trabajo, las politécnicas refrendan su compromiso social al apoyar el cuidado de su ciudad (Zacatecas), que por sus edificios, templos, fuentes y calles (en su mayor parte labrados en cantera rosa), fue considerada en 1996 como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Fotos: IPN

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba