06/24/2019
Policiaca

En 2017 secuestraron a dos personas, por lo que fueron sentenciados a 120 y 140 años de cárcel

sentsecues

Trasladaron a las víctimas a un domicilio del municipio de Chimalhuacán donde las mantuvieron cautivas y luego se comunicaron con sus familiares para exigirles dinero

TEXCOCO, EdoMéx.- Alberto Romero Muñiz, Efraín Chávez Conde y Emiliana Hernández Mendoza, hicieron del secuestro su modo de vida, pero se les acabó la suerte, fueron detenidos y ahora sentenciados a más de 120 años y 140 años de prisión. Tendrán mucho tiempo a la sombra para valorar la libertad.

El agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada en Secuestros de la Zona Oriente de esta Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) acreditó la participación de tres personas una de ellas mujer, en el delito de secuestro en agravio de dos víctimas, ilícito por el que fueron condenadas a más de 120 años de cárcel.

Luego de revisar los elementos de prueba recabados y aportados por esta Representación Social, la Autoridad Judicial con sede en Texcoco sentenció a 140 años de prisión a Alberto Romero Muñiz y a Efraín Chávez Conde. Estos sujetos también deberán pagar multas de 960 mil 480 pesos.

En tanto que un Juez dictó además una sentencia de 120 años de cárcel para Emiliana Hernández Mendoza, quien pagará una multa de 800 mil 400 pesos.

Estas tres personas fueron encontradas culpables del secuestro de dos mujeres, que son hermanas, y a quienes mantuvieron cautivas en un inmueble del municipio de Chimalhuacán, en marzo del año 2017.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por personal de esta institución, se pudo establecer que el día 12 de marzo de 2017, ambas mujeres fueron privadas de la libertad por cuatro sujetos entre ellos Romero Muñiz y Chávez Conde, esto en la colonia Emiliano Zapata, en el municipio de Chicoloapan.

Los secuestradores trasladaron a las víctimas a un domicilio del municipio de Chimalhuacán, donde las mantuvieron cautivas y luego se comunicaron con sus familiares a quienes les exigieron dinero a cambio de su liberación.

Días después, mediante un operativo fueron detenidos estos tres secuestradores; uno de ellos al momento de cobrar el rescate y dos más en el inmueble donde tenían privadas de la libertad a las dos víctimas.

Estas personas fueron presentadas ante el Agente del Ministerio Público, quien los remitió ante un Juez, autoridad que previo proceso legal les dictó las sentencias respectivas, aunado a que sus derechos civiles y políticos quedaron suspendidos.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba