05/21/2019
Ciencia y tecnología

Técnicas de restauración y rehidratación para identificación humana, aplican en UNAM

diegopalunam

No son nuevas pero en la UNAM se han dado a la tarea de experimentar con diferentes combinaciones de sustancias logrando así una verdadera rehidratación del material biológico humano

Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en la restauración y rehidratación de piezas anatómicas humanas deterioradas por el tiempo, condiciones ambientales, manipulación o malas prácticas de preservación, esto con fines didácticos y de investigación forense.

Al respecto, Diego Pineda Martínez, jefe del Departamento de Innovación en Material Biológico Humano de la Facultad de Medicina (FM), indicó que este proceso, que utiliza sustancias como agua, agua destilada, sodio y glicerina, entre otras, resulta novedoso y en la Facultad de Medicina se ha puesto en práctica por el difícil acceso al material biológico.

Cuando daban tratamiento a las piezas, se percataron de que había sustancias que rehidratan la piel y los órganos; investigaron a fondo y pensaron en utilizarlas para la identificación forense, pues con este proceso los cuerpos momificados regresan a su estado original y así se pueden obtener huellas dactilares, rasgos faciales, tatuajes, lesiones y cicatrices.

El académico universitario aclaró que estas técnicas no son nuevas, pero en la UNAM se han dado a la tarea de experimentar con diferentes combinaciones de sustancias, logrando así una verdadera rehidratación del material biológico humano.

Este procedimiento no sólo se puede utilizar en la docencia y la investigación, sino en el ámbito de la administración e impartición de justicia, al contribuir al proceso de identificación humana, pues es posible restaurar y rehidratar rasgos faciales y huellas dactilares de cuerpos momificados o en avanzado estado de descomposición.

El tiempo de rehidratación es de una a dos semanas, aproximadamente, y la técnica se sigue perfeccionando para enseñar a los futuros médicos de la UNAM y a otros especialistas interesados.

Pineda Martínez subrayó que los resultados obtenidos han sido dados a conocer al Instituto de Ciencias Forenses, que ha mostrado su interés en que la técnica sea aplicada por médicos forenses.

Finalmente, indicó que el departamento a su cargo desarrolla la línea de investigación de Identificación Humana, de la cual derivan otros proyectos como exposición de hueso y diente a la acción del fuego, huellas dactilares, morfología dental, reconstrucción facial y estimación de edad a través de la cuarta costilla y sínfisis del pubis.

En la foto: Diego Pineda Martínez

Foto: UNAM

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba