07/19/2019
Salud y nutrición

Leucemia Linfocítica Crónica y Leucemia Mieloide Aguda frecuentes a los 70 años

abbvie

Tratamientos libres de quimioterapia ayudan a mejorar la calidad de vida

La edad promedio de diagnóstico para enfermedades onco-hematológicas, como la Leucemia Linfocítica Crónica (LLC) y la Leucemia Mieloide Aguda (LMA), es alrededor de los 70 años, por lo que la mayoría de los pacientes no son elegibles para recibir tratamientos agresivos como la quimioterapia intensiva, señaló la doctora María Roberta Demichelis Gómez, coordinadora de la Clínica de Leucemias del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”.

“La mayoría de los adultos mayores que son diagnosticados con este tipo de leucemias no son capaces de soportar una quimioterapia. En el caso de los pacientes con LMA pueden tener una supervivencia de 5 a 10 meses, de ahí la importancia de un diagnóstico inmediato y de que puedan recibir terapias innovadoras, ya sea en combinación con un agente hipometilante o con dosis bajas de citarabina”, enfatizó la especialista.

En su oportunidad, el doctor Javier de la Serna Torroba, médico especialista en hematología en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, España, expuso que la LLC es un tipo de cáncer de avance lento en la médula ósea y la sangre, en el cual los glóbulos blancos, llamados linfocitos, se vuelven cancerosos y se multiplican de forma anormal.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, la LLC es uno de los tipos de leucemia más comunes en adultos y representa el 30 por ciento de las leucemias con una prevalencia dos veces mayor en hombres que en mujeres.

“La leucemia linfocítica crónica comienza en la médula ósea y de ahí se extiende a la sangre, una vez que llega al sistema sanguíneo las células leucémicas pueden esparcirse a otras partes del cuerpo como nódulos linfáticos, hígado y bazo”, explicó el doctor De la Serna.

En cuanto a la LMA, la doctora Demichelis explicó que se trata de un tipo de cáncer en la sangre y la médula ósea que progresa con rapidez y, al igual que la LLC, es más frecuente en hombres que en mujeres.

“En este tipo de leucemia, los glóbulos blancos anormales, llamados mieloblastos, desplazan a las células sanas de la sangre y pueden diseminarse a otros órganos, incluyendo al sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), a la piel y a las encías”, refirió la doctora Roberta Demichelis.

En ambos casos –refirió la especialista– el paciente presenta anemia, ocasionada por los bajos niveles de glóbulos rojos, que a su vez puede producir cansancio y dificultad al respirar, así como hematomas o hemorragias debido al bajo nivel de plaquetas y propensión a infecciones por la escasez de glóbulos blancos normales. Al tener un sistema inmune debilitado, los pacientes son propensos a adquirir más infecciones, las que representa entre el 30 y 50 por ciento de las causas de muerte.

En cuanto al tratamiento, el doctor Javier de la Serna resaltó la importancia de un manejo integral y personalizado que evalúe las condiciones y necesidades de cada paciente, toda vez que, en el caso de estas leucemias, ciertos tratamientos pueden afectar aún más la calidad de vida del paciente.

“Afortunadamente, ya están disponibles tratamientos innovadores como el de AbbVie para el tratamiento de la leucemia linfocítica crónica y leucemia mieloide aguda, el cual ha demostrado ayudar a los pacientes a mantenerse más tiempo sin que avance la enfermedad, la ventaja es que, al ser de administración oral, resulta más cómodo para el paciente, lo que aumenta su bienestar y calidad de vida, y en el caso específico de la LLC, se trata de un tratamiento finito”, refirió.

Para finalizar, el doctor José Luis Cañadas, director Médico de AbbVie México, resaltó la importancia de desarrollar medicamentos nuevos y eficaces para tratar este tipo de neoplasias malignas, a fin de sumar esfuerzos para desarrollar planes terapéuticos en beneficio de los pacientes, pues hasta el momento, las opciones de tratamiento eran muy limitadas.

“Para nosotros, el paciente es lo más importante y la colaboración con la comunidad médica es fundamental para llevar la mejor atención a los pacientes que viven con leucemia linfocítica crónica y la leucemia mieloide aguda”, afirmó Cañadas, quien reiteró que “en AbbVie nuestro compromiso es con los pacientes mexicanos para continuar desarrollando alternativas terapéuticas que ofrezcan avances científicos en el ámbito de la oncología”, concluyó.

Varios especialistas coincidieron en que las enfermedades onco-hematológicas plantean múltiples desafíos a los sistemas de salud, comenzando por el diagnóstico oportuno, pues muchas veces los pacientes llegan por casualidad a una consulta con un estadio avanzado de la enfermedad, lo que limita sus opciones de tratamiento.

Foto: Archivo (Ilustrativa)

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba