07/19/2019
Columnas

Sobre los pasos de Ernest Hemingway en París

WhatsApp Image 2018-09-06 at 9.16.25 PM

*Por Zakie Smeke

PARÍS, Francia. “¡Esto es increíble! No hay ciudad como esta en el mundo, nunca la hubo”. Con esta frase comienza la película Medianoche en París (Midnight in Paris) dirigida  por Woody Allen en 2011.

El filme sirvió de inspiración a Andrés Betancourt, doctor en letras, quien ofrece la experiencia de una caminata, de alrededor de tres horas, para  seguir los escenarios y locaciones donde se filmó la película.

Durante el paseo recreamos los largos y frecuentes pasos de Hemingway por el barrio Latino, por los jardines de Luxemburgo, por el distrito seis de París; incluso observamos las calles  alejadas de los cafés y de los bares por donde el cuentista deambulaba cuando prefería  evitar el alcohol.

Fue impresionante descubrir las placas de los lugares donde vivió Hemingway. Llegamos así a La Maison de Verlaine. ¡Vaya lugar increíble! Pues en este edificio vivió Hemingway de 1921 a 1925. El literato ocupó este piso para escribir, y en esta etapa ejerció el periodismo. Vivió en el tercer piso del número 74 de la calle Rue du Cardenal Lemoine con Hadley su primera esposa. Escribió: “Este fue el París de nuestra juventud, al tiempo que eramos muy pobres y muy felices”.

La sorpresa literaria continúo. A sólo una calle de distancia del departamento de Hemingway, se encuentra la hermosa casa en la que vivió James Joyce. Ahí el escritor irlandés desarrolló su magistral obra maestra Ulises.

Fuimos descubriendo la belleza de los lugares, los olores y sabores que te hacen sentir que viajas a ese pasado mítico y disfrutas de los lugares en los que el escritor, periodista, novelista y cuentista mayor del siglo XX (1899-1961) disfrutó durante su vida.

Caminando por el Barrio Latino, pasando por la Sorbona nos dirigimos a los jardines de Luxemburgo y al sexto distrito parisino. Hemingway solía caminar por estos hermosos vergeles y se nutría con el arte, pues de manera cotidiana realizaba visitas al Museo de Luxemburgo. Recomendaba a los jóvenes escritores acudir al lugar porque las obras de los pintores impresionistas y otros, brinda la oportunidad de adentrarse a lo nuevo para concebir nuevas ideas y perspectivas.

Al adentrarnos en el  sexto distrito, llegamos a la casa donde vivió Gertrude Stein quien fue mecenas de varios de los geniales artistas de esta época. Su casa fue un lugar de encuentro social y festivo. Stein se convirtió en la mentora de Hemingway, pues lo presentó a los artistas y escritores expatriados del barrio Montparnasse.

Fuimos pisando la historia de las largas caminatas memorables del escritor estadounidense por la ribera del Sena. Hemingway acostumbraba vagabundear por las librerías de viejo donde le gustaba hacer búsquedas de nuevos autores.

En la acera de frente al Sena, de cara a Notre Dame, se encuentra la famosa librería Shakespeare and Company, cuya propietaria fue Sylvia Beach, editora de Ulises. El sitio era un lugar de encuentro para los intelectuales y bohemios. “Era un lugar caldeado y alegre”, escribió Hemingway. “Con una gran estufa en invierno, mesas y estantes de libros, libros nuevos en los escaparates, y en las paredes fotos de escritores tanto muertos como vivos”.

Continuamos por la orilla del Sena hasta llegar a la Isla de St. Louis (Île de St. Louis) lugar preferido de recreación de Hemingway donde concurren pescadores y se goza de las magníficas vistas.

No pueden faltar los cafés Saint Severin y Saint Michel en el Barrio Latino y  Le deux Magot y el café De Flore en Saint-German-de-Près a los que Hemingway asistía con frecuencia para escribir.

Este hermoso paseo, que espero algún día lo pueda continuar, finalizó en el restaurante Le Polidore  con un delicioso Bouef Bourguignon.

 

Cultura…, “París era una fiesta es la obra más personal y reveladora de Hemingway, quien, ya en el crepúsculo de su vida, narra aquí los dorados, salvajes y fructíferos años de su juventud en el París de los años veinte, en compañía de escritores como Scott FitzGerald o Ezra Pound, la llamada “generación perdida”, según la popular denominación acuñada en aquella época por Gertrude Stein, la mítica madrina del grupo”.

https://www.casadellibro.com/libro-paris-era-una-fiesta/9788426421296/2034961 

  • Doctora en Filosofía Política
  • Maestra en Periodismo Político
  • Psicoanalista

 

 

 

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba