09/20/2019
Columnas

¿Hay mano negra?

punto-rojo

*Maraña y desconcierto en la Policía Federal.

*“Estaban mal acostumbrados”: AMLO.

*Se tienen que adaptar al nuevo Gobierno.

Por Juan Manuel Díaz Canales

Toda una maraña de desconcierto se ha desatado en torno a los que hasta hace unas dos semanas eran un ejemplo de policía nacional, la Federal, de quien se decía eran los más alineados con el gobierno y de conducta intachable y sobre todo de fiar, sin duda alguna por su aguerrida forma de enfrentar al crimen organizado en donde sí fue evidente que decenas de estos elementos inclusive hasta ofrendaron su vida. Hasta aquí todo bien, con esta agrupación de ejemplares policías al servicio de su país; sin embargo, hace unos días dieron muestras de no ser quienes se habían ganado un lugar privilegiado dentro de las diferentes agrupaciones policíacas, pues empezaron a hacer bloqueos en varias de sus sedes, como la de Iztapalapa, o en puntos como Tlalnepantla y Azcapotzalco, en donde se vieron golpearse entre los propios federales, lo cual estuvo a punto de convertirse un pandemónium de pronóstico reservado, que, afortunadamente no llegó a mayores cuando hizo acto de presencia y en el lugar de los jaloneos y vociforeos con palabras de todos colores y calibres, la coordinadora operativa de la Guardia Nacional  PATRICIA ROSALINDA , quien, en base a experiencia y determinación, pudo lograr dialogar con esta enardecida policía, a quienes les dijo que no se iría hasta llegar a acuerdos positivos hasta la última de sus peticiones de su pliego demandante, hasta aquí excelente la funcionaria, por su parte el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, a quien exigían unos tres mil elementos de la Policía Federal que hiciera acto de presencia, para aclarar el por qué  los cambiaban de bando policiaco y otros puntos como salarios, que se los querían bajar, así como desconocerles su antigüedad;  desde una apartado lugar el jefe Durazo pedía se calmaran a estos uniformados enardecidos, les decía  que si su enojo era porque los están cambiando de Policías Federales a  elementos de la Guardia Nacional, que no se preocuparan que “si querían cambiarse, si no, no habría problema”, sin embargo, cuando le tocó al PRESIDENTE Andrés Manuel López Obrador hablar, como dice él,  sin que su pecho sea bodega, afirmó que la Policía Federal, es una institución en donde hay CORRUPCIÓN, y también “MANO NEGRA”, sin aclarar exactamente por qué, además de afirmar que toda esta agrupación ya se había acostumbrado a vivir de una manera y que ahora van a tener que adaptarse a las nuevas condiciones de este gobierno. Bueno, aquí lo que sí hay  que tomar en cuenta, es algo muy importante, que al Primer Mandatario mexicano, no le importa lo que digan de él, porque está trabajando conforme a lo que prometió en su campaña y no se ve siquiera una pizca que vaya a cambiar su actitud combativa el político tabasqueño; no lo hizo con los empresarios, no lo ha hecho con la prensa en todas sus formas escrita, televisiva, radio, etcétera; no se ve que alguien pueda evitar que la Policía Federal no obedezca las indicaciones presidenciales, porque seguramente pasará lo mismo que les pasó a los cientos de aviadores de PEMEX y de Hacienda, que pese a que no querían fueron destituidos por abusos en cobros excesivos de nómina, y ya en este momento, lo aseguró el propio LÓPEZ OBRADOR, no hay un funcionario que gane más de lo que él al mes, en materia de salario, que son alrededor de 120 mil pesos, y así las cosas pese a quien le pese y no lo reconozca, la MANO DURA  DEL PRESIDENTE es la que manda.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba