12/15/2019
Mujer

Los beneficios de tener lactarios en las empresas

sorayaburrola

A las mamás se les da la oportunidad de mantener sus dos funciones al mismo tiempo mantener la lactancia materna y no perder su trabajo

La maestra Soraya Burrola Méndez, considera que cotar con una sala de lactancia en espacios laborales tiene grandes beneficios, no  solo para las mamás y sus hijos, sino para las empresas que están comprometidas con este tema. «Un espacio de este tipo facilita la lactancia materna y también genera mayor compromiso por parte de los colaboradores».

La asistente para el Fortalecimiento de la Calidad Académica del Departamento de Salud de la IBERO, indicó que tener un lactario en el trabajo permite que las mujeres ejerzan el derecho a alimentar a sus hijos.

Además, dijo, a las mamás se les da la oportunidad de mantener sus dos funciones al mismo tiempo: mantener la lactancia materna y no perder su trabajo. Con este beneficio, se disminuye potencialmente el abandono de esta actividad para el desarrollo de los infantes y las empresas disminuyen los costos de atención médica.

«Baja el ausentismo porque el niño se va a enfermar menos y mejora la imagen que tiene la empresa al proteger la lactancia. Esto genera un mayor compromiso por parte de los empleados», explicó la especialista, quien aseguró que las compañías tienen un retorno de tres dólares por cada dólar invertido en un lactario.

Soraya Burrola comentó que un lactario es exitoso si permite que las madres trabajadoras ejerzan buenas prácticas de lactancia materna. Esto no solo se refiere a su instalación y equipamiento, sino a un trabajo continuo con la formación de un comité en donde exista la representación de los actores que modularon la implementación: las mujeres que están lactando, compañeros de trabajo, directivos y recursos humanos o las áreas que tienen a su cargo el lugar.

La académica, quien tiene a su cargo el lactario de la IBERO (edificio I, planta baja), enumeró las barreras por las que las mujeres suspenden la lactancia en espacios laborales:

  • Falta de tiempos de descanso.
  • Instalaciones inadecuadas.
  • Dificultad para extraer, almacenar y transportar la leche materna (esto va de la mano con el lugar físico en donde se puede extraer).
  • Falta de apoyo de empleadores y de compañeros de trabajo.
  • La sensación real o percibida de tener leche insuficiente. Si uno quiere mantener el estímulo a la glándula se tendrían que estar sacando leche cada hora o dos horas y en una jornada laboral de ocho horas apenas se tienen dos descansos de 30 minutos.

Los beneficios de la lactancia materna en el niño

  1. Menor riesgo de mortalidad infantil en el primer año de vida. Hay menos riesgo a padecer enfermedades infecciosas, respiratorias y la otitis media.
  2. Protección contra el desarrollo de enfermedades crónicas como hipertensión, cardiovasculares y obesidad. Además, se ha asociado con el desarrollo cognitivo y el coeficiente intelectual a largo plazo.

Los beneficios en la madre:

  • Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de mama u ovario.
  • Mayor movilización de grasa acumulada durante el embarazo.
  • Factor protector contra enfermedades crónicas como la diabetes, dislipidemia, hipertensión y síndrome metabólico.

La IBERO es una de las principales universidades en México en instalar un lactario para alumnas, empleadas, profesoras y visitantes; un deber del Departamento de Salud porque somos líderes en la formación de profesionales en el área de nutrición.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba