08/20/2019
Ciencia y tecnología

Universitaria estudia los efectos de la oxitocina contra el dolor crónico

anabelensalunam

Se administró a pacientes con cáncer terminal que tenían dolor crónico intratable y a quienes los medicamentos tradicionales no les funcionaban y su calidad de vida mejoró considerablemente

La oxitocina es una hormona importante durante el parto y la lactancia, pero también puede tener efectos analgésicos en pacientes con dolor crónico, afirmó Ana Belén Salinas Abarca, quien realiza una estancia posdoctoral en el Instituto de Neurobiología (INb) campus Juriquilla de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esta es la hipótesis de la investigación que realiza la joven universitaria, quien por su proyecto obtuvo una de las cinco Becas para Mujeres en la Ciencia L’Oréal-Unesco-Conacyt-AMC 2019.

Su proyecto está enfocado al estudio del dolor crónico tipo neuropático, que en algunos casos es intratable, y la terapia farmacológica es efectiva sólo en un 60 por ciento; es decir, los pacientes viven todo el tiempo con dolor.

En México hay pocos lugares donde se estudia de manera directa al dolor, y la UNAM es uno de ellos. Ana Belén eligio a esta casa de estudios porque aquí se utiliza un enfoque electrofisiológico para analizar los mecanismos neuronales que subyacen al dolor. “Quería agregar este elemento a mis investigaciones”, comentó.

“El premio me impulsa a esforzarme y encontrar información que contribuya a aliviar el dolor crónico, porque no sólo los pacientes con cáncer lo presentan, hay distintas neuropatías que afectan a otras personas, y con este tipo de investigaciones se puede mejorar su calidad de vida”.

Su interés surgió porque en el Laboratorio de Dolor y Epilepsia, donde actualmente hace su posdoctorado, analizan a la oxitocina como una molécula analgésica nueva.

“Se administró oxitocina a pacientes con cáncer terminal que tenían dolor crónico intratable, y a quienes los medicamentos tradicionales no les funcionaban, y su calidad de vida mejoró considerablemente”, resaltó.

A partir de estos hallazgos surgieron preguntas: ¿cuáles son los mecanismos moleculares? o ¿qué elementos son los responsables del alivio del dolor en los pacientes?

Al revisar la literatura sobre el tema, Salinas Abarca consideró la posible relación entre el sistema oxitocinérgico y el endocannabinoide, y a partir de este planteamiento desarrolló el proyecto “Papel de los endocannabinoides 2-araquidonilglicerol y la anandamida en la antinocicepción inducida por la oxitocina”, con el que inició su posdoctorado y con el que obtuvo la beca L’Oreal en el área de Ciencias Exactas.

La joven universitaria expuso que en su investigación utilizará un enfoque farmacológico, molecular, conductual y electrofisiológico para estudiar el funcionamiento del sistema oxitocinérgico a nivel neuronal de manera funcional.

Con el apoyo que recibirá de la beca planea adquirir fármacos y herramientas moleculares para dilucidar el mecanismo mencionado.

A partir de los resultados podrían encontrarse blancos terapéuticos para desarrollar fármacos capaces de combatir el dolor crónico. “Tal vez la oxitocina con otra molécula nos permitiría aliviar el dolor de mejor manera”, dijo.

“Llevo siete años investigando mecanismos moleculares que subyacen al dolor neuropático. Recibir este apoyo es motivo de satisfacción porque prueba que los proyectos que sugiero son buenos y que voy en el camino correcto”, concluyó.

En la foto: Ana Belén Salinas Abarca

Foto: UNAM

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba