09/20/2019
Espectáculos

Murió Celso Piña, el Rebelde del Acordeón

celso

Hoy el acordeón calló pues su ejecutor tuvo que cumplir la cita que todos tenemos pero queda su música para recordarlo Descanse en Paz Celso Piña

A los 66 años de edad, víctima de un infarto, la tarde de este miércoles en su natal Monterrey, Nuevo León, murió Celso Piña, “El Rebelde del Acordeón”. La cumbia y el ballenato están de luto, uno de sus más grandes exponentes terminó su misión en la Tierra y va de regreso a la casa del Señor.

De acuerdo a información proporcionada por su disquera Tuna Récords, Celso manifestó malestar en el pecho por lo que fue llevado de emergencia al hospital San Vicente, de Monterrey, donde los médicos ya nada pudieron hacer por él pues su corazón había dejado de latir.

Celso Piña nació el 6 de abril de 1953, en Monterrey, Nuevo León. En 1980 lanzó su primera producción discográfica titulada Ronda Bogotá, con la que incursionó en el mundo de la música, pero fue hasta 1983 cuando empezó a gozar las miles del éxito.

El Rebelde del Acordeón fue pionero en la mezcla o fusión de sonidos tropicales. Por Barrio Bravo fue nominado al Grammy Latino, en donde volvió a innovar en la industria musical al consolidar su propio estilo, haciendo fusiones de varios géneros musicales y ritmos como el hip-hop, ska, boleros y rock.

Con su tour Cumbia por el mundo, el incomparable Celso Piña llevó su alegre música a importantes ciudades donde ofreció conciertos en vivo, como París, Madrid, Barcelona, Helsinki, Los Ángeles, Chicago, Nueva York, Toronto, Bogotá, Buenos Aires y Santiago.

Fue admirado no solo por su incondicional público, sino también por intelectuales como Carlos Monsiváis, quien lo definió como “El acordeonista de Hamelin”.

Celso Piña era capaz de poner a bailar hasta el más tieso. Quién no recuerda a Gabriel García Márquez y su esposa, bailando al ritmo del acordeón, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Mientras que el laureado cineasta, Alejandro González Iñárritu, incluyó uno de sus temas en el soundtrack de su película Babel.

Y qué decir de los duetos que hizo con intérpretes como Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, con Leo Dan, entre muchos otros.

Hoy, el acordeón calló pues su ejecutor tuvo que cumplir la cita que todos tenemos, pero queda su música para recordarlo. Descanse en Paz, Celso Piña

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba