09/20/2019
Salud y nutrición

El agua es vida y hay que consumirla para evitar deshidratación

aguahidrata

Puede provocar agotamiento por calor lo que causa fatiga dolores de cabeza náuseas y/o vómitos calambres musculares y mareos o pérdida de coordinación

No le hagamos fuchi al agua, porque ésta es vida. No solo durante las altas temperaturas se necesita hidratar al cuerpo, sino todas las temporadas pues no consumir agua puede poner en riesgo la salud si no nos hidratamos correctamente. Mantenernos hidratados tomando la cantidad adecuada de líquidos es importante durante todo el año.

De acuerdo con el doctor John Fackler, ortopedista y especialista en medicina deportiva Hospital Houston Methodist Woodlands,  “cualquier persona que esté expuesta al calor puede deshidratarse fácilmente. Pero, ciertamente, esto es más propenso para quienes están realizando alguna actividad física en horas de mayores temperaturas”.

Agregó que, si “una persona no se hidrata de manera correcta, podría poner en riesgo su vida al sufrir un golpe de calor, lo cual es muy grave. La cantidad de agua que un individuo activo debe beber para mantenerse adecuadamente hidratado varía de persona a persona, lo que depende de varios factores, entre los que destacan el nivel de transpiración, afecciones médicas preexistentes, uso de medicamentos, entre otros”, explicó el especialista.

El doctor Fackler recomienda evitar las actividades físicas al aire libre durante las horas más calurosas del día, así como beber líquidos constantemente, sin esperar hasta tener sed. “En condiciones cálidas y húmedas, cuando el cuerpo te envía una señal de que tienes sed, significa que ya has alcanzado un estado de deshidratación. La mejor manera de saber si estás bien hidratado es conocer el color de tu orina. Si es de color pálido, entonces estás bien hidratado. Si está oscuro, necesitas beber más líquidos de inmediato.”

La deshidratación puede provocar agotamiento por calor, lo que causa fatiga, dolores de cabeza, náuseas y/o vómitos, calambres musculares y mareos o pérdida de coordinación. Si tú o alguien que conoces presenta estos síntomas, muévete de inmediato a un área sombreada o al interior de un inmueble, toma líquidos y aplica hielo en los músculos. Si los síntomas continúan, acude a tu médico para una atención completa.

“Comprender la importancia de la hidratación y administrar adecuadamente nuestra ingesta de líquidos es una parte clave para disfrutar de las actividades al aire libre. El verano es más divertido cuando nos protegemos y protegemos a quienes nos rodean,” finalizó el experto del Hospital Houston Methodist Woodlands.

Foto: Flow

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba