12/06/2019
Cultura

Alberto Vargas tiene 80 años de edad y lucha por preservar a los cantores de su pueblo y su lengua

albertovargas

Grabó un disco compacto doble intitulado Cantos del Yúmare O’oba con un repertorio completo de los 39 cantos ceremoniales en el que su voz quedó inmortalizada

Con el objetivo de preservar a los cantores de su pueblo y su lengua prima, a sus 80 años de edad Alberto Vargas Castellanos se dio a la tarea de grabar el disco compacto doble intitulado Cantos del Yúmare O’oba; un repertorio completo de los 39 cantos ceremoniales en el que su voz quedó inmortalizada.

Don Alberto, como le llaman todos, es uno de los principales promotores de la cultura Pima, y se ha dedicado a rescatar los cantos ceremoniales del Yúmare O’oba, que es la festividad más importante para su comunidad Yepáchi, localizada en el municipio de Temósachi, Chihuahua.

Alberto Vargas, ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2014 en la categoría de Artes y Tradiciones Populares, considera que los cantores se extinguen «muchos se van, se mueren y muchas veces también porque ya no quieren hablar la lengua. Ya no quieren atender sus cantos».

Por ello, trabajo junto con Francisco Cruz, con quien presentó su producción discográfica en junio pasado, en la Casa Chihuahua Centro de Patrimonio Cultural, ganador del Programa para el Desarrollo Integral de los Pueblos y Programa Indígena (Prodici) 2018.

Sobre este disco compacto doble, Don Alberto explicó que se trata de rezos para que llueva. «Cuando hacemos la fiesta de Yúmare es para no estar triste, para en la noche pasar el rato, para que la gente esté bailando y para vivir noches alegres».

El Yúmare es la festividad más importante para el pueblo O’oba, la cual está directamente relacionada con el ciclo agrícola, así como con la fertilidad femenina y la de la tierra.

Este ritual se diferencia de otros ya que conjuga cantos, bailes y ornamentos, como el altar que representa a una cueva adornada con odres de sotol, fusionados con elementos simbólicos del catolicismo.

 

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba