12/06/2019
Columnas

El reflujo: una enfermedad que padecen millones de mexicanos

WhatsApp Image 2018-09-06 at 9.16.25 PM

*Por Zakie Smeke

Hay muchos temas en la agenda pública que atrapan nuestra atención cotidiana, pero es importante dedicar un espacio para conocer aspectos relacionados con nuestra salud. En esta ocasión, por la reciente oportunidad que tuve de conversar con el doctor José de Jesús Herrera Esquivel*, voy a abordar el tema de la Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico (ERGE).

El doctor Herrera, nos comenta que el reflujo gastroesofágico es un fenómeno fisiológico, que todos tenemos, y se presenta desde el nacimiento. Por ejemplo, cuando los bebés son vomitones es porque tienen eventos de reflujo. Intuitivamente, las madres les reducen el alimento con el objeto de evitar los síntomas.

Esto ocurre porque el estómago se llena más allá de lo que considera cómodo y entonces busca liberar la presión excesiva que padece. Para ilustrar esta anomalía, el doctor Herrera recurre a la metáfora de una licuadora. ¿Qué sucede cuando intentamos licuar, pero el contenido del vaso está hasta el tope? De seguro, el contenido se va a derramar.

De manera similar, cuando el contenido del estómago se desplaza hacia el esófago, éste va estar expuesto porque no cuenta con una capa protectora. El esófago pierde elasticidad y no tiene tiempo de defenderse, lo cual ocasionará un daño muy severo que  se va a medir en términos de tiempo y profundidad, es decir, ¿cuánto tiempo ha estado el esófago expuesto a los contenidos estomacales y con qué frecuencia?

Según nuestro especialista, el verdadero reto consiste en comprender cuándo nos referimos a un reflujo normal o anormal. ¿Cómo explicarle a un paciente el tipo de reflujo que padece?

Por ejemplo, una persona de 30 años puede sentir agruras, pero  cuando es mayor ya no siente los síntomas de ardor, regurgitar. Ahora presenta los síntomas reflujo, tos, sinusitis, laringitis, ronquera, asma y erosión dental, entre otros.

El daño por reflujo es más severo en el adulto porque la enfermedad evoluciona y puede provocar daños estructurales, por ejemplo, una hernia de hiato, que puede requerir de una intervención quirúrgica.

¿En la evolución de la enfermedad por reflujo qué lugar tienen nuestros hábitos alimenticios, la calidad y la cantidad los alimentos y la frecuencia en las comidas?

Los hábitos alimenticios son responsables del 90% de los eventos de reflujo. Si te suena familiar, nuestra dieta occidentalizada es alta en azúcares y en grasas. Además, las personas suelen sustituir  las tres comidas tradicionales por una sola comida al día en abundancia. De tal forma que, sometemos a estos hábitos a nuestro tubo digestivo que entonces va a producir reflujo de forma semanal o diariamente.

Antes, decíamos que el paciente con reflujo patológico era aquel con reflujo ácido. Pero, hoy sabemos que el reflujo que quema el esófago no solo es ácido, puede ser alcalino y esto se ha cuestionado desde hace ocho o diez años.

Los avances en la medicina nos llevan a preguntarnos si todos los pacientes con reflujo deben recibir el mismo tratamiento. Evidentemente, no se puede tratar a un paciente con reflujo sin hernia que otro que ya tenga una hernia.

Los objetivos del tratamiento deben estar centrados en el paciente y, en el caso por caso. Se debe atender la calidad de vida del paciente, el control de sus síntomas, sanar lesiones, evitar medicamentos y complicaciones.

Para ello, es necesario caracterizar: el tipo de reflujo específico de cada paciente, la dispersión de la enfermedad, la  forma como se expresa, el origen del problema y los síntomas que presenta.

El doctor Herrera asevera que de una evaluación diagnóstica adecuada se va a desprender la propuesta de tratamiento que cumpla con el requisito de ser menos invasiva y mejor indicada para los pacientes de manera particular.

Hoy contamos con tres tipos de tratamiento: el médico, que utiliza bloqueadores H2, inhibidores de bomba de protones; el quirúrgico y los métodos endoscópicos menos invasivos.

De tal forma, que tenemos primero que entender cuál es la causa del reflujo para tratarlo de manera efectiva, buscando la curación, la prevención de complicaciones, la seguridad y efectos secundarios y la conveniencia y el costo.

Es importante considerar que la enfermedad por reflujo es la primera causa de deterioro de vida en el mundo occidental. Los pacientes afirman no ser felices porque no pueden disfrutar de su vida porque sienten agruras, no pueden dormir, en algunos casos tienen que dormir sentados, su calidad del sueño es mala.

¿Para qué darle a un paciente un medicamento que no sirve para el reflujo? La enfermedad por reflujo es multifactorial, cualquier método tendrá que empezar por modificar los hábitos dietético conductuales de calidad y cantidad que llevaron al paciente a la enfermedad del reflujo. No podemos tratar con medicamentos a los pacientes que tengan hernia.

¿Qué opina de la automedicación tan común para este tipo de enfermedad?

El hecho de que el tipo de medicamentos para el reflujo sea OTC, (aquellos que no necesitan de autorización médica para ser consumidos) provoca que la mayor parte de los pacientes que llegan a consulta ya vengan tratados. Ya sea la farmacia, la familia o el vecino les recomienda qué tomar, pero los pacientes afirman que han tratado y se vuelven a sentir mal. Es importante tomar en cuenta que el reflujo es una enfermedad recurrente, recidivante o recidiva que quiere decir que es una enfermedad que reincide en un paciente.

Sin duda que se trata de información que cubre un hueco de difusión sobre esta problemática, tan importante para el conocimiento de la población y la toma de conciencia sobre la salud personal.

*El Dr. José de Jesús Herrera es experto en Cirugía de la Obesidad y cuenta con más de 20 años de experiencia siendo un destacado Gastroenterólogo experto en detectar y tratar Cálculos Biliares, Colecistitis Aguda, Reflujo Gástrico, Hernia Inguinal, Obesidad.

Es egresado de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo como Médico Cirujano y Partero, más adelante concluye la Especialidad en Cirugía General en la UNAM; complementó su formación académica al realizar un Posgrado en Cirugía de la Obesidad Mórbida en la Universidad Pontificia de Brasil.

Gracias a esto el Dr. Herrera Esquivel es reconocido como uno de los mejores médicos especialistas en Gastroenterología de la Ciudad de México.

https://www.topdoctors.mx/doctor/jose-de-jesus-herrera-esquivel

 

*Doctora en Filosofía Política

Maestría en Periodismo Político

Psicoanalista

https://twitter.com/z_smeke?lang=es

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba