05/30/2020
Ecología

Ninguna investigación ha concluido que el yoduro de plata pueda utilizarse para que no llueva en ningún momento

IPN MONITOREA LLUVIA EN TIEMPO REAL CON IMÁGENES SATELITALES

Las nubes miden cientos de kilómetros cuadrados y contienen toneladas de gua y cuando llueve, apenas descargan un 5% de su potencial.

El proceso de cloudseeding («siembra de nubes»), consiste en rociar químicos como yoduro de plata a las nubes lo que permite precipitar la lluvia o reducir los daños de una tormenta de granizo, pero es prácticamente imposible despejar del cielo cientos de toneladas de agua, según una investigación de la Organización No Gubernamental (ONG) Por un México Justo.

El año pasado circuló un rumor que surgió en la comunidad de Nopala, en el estado de Hidalgo, de que se habían visto avionetas que fumigaban las nubes con productos químicos para disiparlas y así evitar que llueva para beneficiar a empresas generadoras de energía solar, Por un México Justo constató que las técnicas de geoingeniería permiten manipular el clima, pero justo en el sentido contrario.

El catedrático en Física Aplicada de la Universidad de Granada y especialista en Física de la Atmósfera, Juan Ignacio Jiménez, señala que las nubes miden cientos de kilómetros cuadrados y contienen toneladas de gua y cuando llueve, apenas descargan un 5% de su potencial.

Jiménez, quien llevar 40 años estudiando estos fenómenos y prácticas en España y Europa, aclara que es posible evitar precipitaciones en un día concreto utilizando el yoduro de plata, «pero esta sustancia no evita la lluvia, sino que la provoca durante los días anteriores para que las nubes se diluyan».  (https://www.neoteo.com/yoduro-de-plata-como-funciona-14420).

Según Sánchez, una vez que el yoduro entra en contacto con las gotas en suspensión, lo que hace es ayudar a congelarlas, es decir, acelera la formación de granizos, «pero irónicamente este proceso evita que poco a poco se formen grandes piedras».

Según explica el académico, «los numerosos embriones de granizo compiten por el agua disponible y no pueden crecer. No es que haya menos, sino lo contrario: hay más, pero son más pequeños, lo que reduce los daños. Me da pena que se pierda el tiempo luchando contra avionetas que son una leyenda urbana y no se afronte el auténtico problema», concluyó el catedrático José Luis Sánchez.

Por lo tanto, más que las fumigaciones  clandestinas que vienen denunciándose, los científicos que apuntan a que las sequías son fruto del cambio climático, y que estas irán en aumento durante los próximos años, señaló Eneas Mares, vocero de Por un México Justo. «Hasta ahora ninguna investigación ha concluido que el yoduro de plata pueda utilizarse para que no llueva en ningún momento», agregó.

 

 

Acerca de Por un México Justo y su movimiento #ENERGIASOLARSI

Por un México Justo es una Organización No Gubernamental (ONG) que apoya causas ambientales, sociales y políticas. Por un México Justo está en contra de todo tipo de injusticia, desde la inseguridad laboral, hasta los atentados al medio ambiente como el uso indiscriminado del cadmio y aboga por la producción de energía eléctrica con base en sistemas fotovoltaicos. Para mayor información, visita https://www.facebook.com/PorunMexicoJusto.

Foto: Archivo (Ilustrativa)

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba