08/07/2020
Estados

Pérdidas económicas aún no cuantificadas y negocios quebrados en Oaxaca, y la pandemia aún no se controla

taqueriaperez

Mientras algunos negocios como la Taquería Pérez, se esfuerzan por cumplir las medidas sanitarias y luchar para que su fuente de ingresos no sucumba.

Texto y fotos: Iván Castillo R.

Corresponsal

OAXACA, Oax.- Después de tres meses de inactividad, los negocios de la ciudad de Oaxaca de Juárez empiezan a abrir poco a poco sus puertas, aunque no todos pues mientras unos decidieron reintegrarse a la nueva normalidad, otros han decidido mantener sus cortinas abajo, pese al severo descalabro económico que sufren por la pandemia de COVID-19.

Los comerciantes que decidieron entrar a la nueva normalidad, lo han hecho apegándose a las medidas sanitaria para evitar la propagación del coronavirus, brindando seguridad a sus clientes y con ello evitar cerras las puertas de sus negocios.

En un recorrido realizado en las calles de Oaxaca, por ejemplo, la Taquería “Pérez”, ubicado sobre la carretera federal 190, a un costado de la empresa refresquera Pepsi en la agencia de Santa Rosa Panzacola, Joel Pérez Ortiz, dueño del establecimiento comentó que ante esta nueva etapa decidió instalar en su negocio tapetes sanitizantes, depósitos con agua y jabón para el lavado constante de manos de su personal y su clientela.

WhatsApp Image 2020-07-29 at 4.44.37 PM WhatsApp Image 2020-07-29 at 4.44.37 PM (1)

Subrayó que, a fin de mitigar los casos de COVID-19, solicitaron a sus comensales respetar las medidas higiénicas necesarias y aplicar la sana distancia, mientras que los trabajadores deben hace uso obligatorio del cubrebocas, para que así los clientes se sientan seguros al degustar los tacos de cazuela de diferentes sazones que ofrecen.

Cabe señalar que hasta el momento las autoridades gubernamentales decretaron que los comercios, fijo o semifijos, deberán implementar las medidas de seguridad en sus establecimientos para evitar la propagación del virus, y los negocios operan con el mínimo de su capacidad.

Pandemia del COVID-19 dejará pérdidas importante a Oaxaca

El titular de la Secretaría de Turismo, Juan Carlos Rivera Castellanos informó que serán pérdidas importantes las que dejará la pandemia del COVID-19 al estado de Oaxaca.

En entrevista, el secretario expresó que la primera gran pérdida es la Guelaguetza, que apenas el año pasado dejó al estado de Oaxaca una derrama económica de 491 millones de pesos. Esta situación sin duda alguna generará afectaciones al sector hotelero y restaurantero, refirió.

Al preguntarle sobre a cuánto ascienden el daño provocado por este virus, refirió que aún no tienen las afectaciones totales, luego que en el pasado algunos puentes fueron cancelados y este año de nueva cuenta se han retomado, e indicó que el próximo puente, de acuerdo a la Ley del Trabajo, es el 20 de Noviembre.

Confió que para entonces ya este recuperado el sector turístico, porque esto va a permitir fortalecer sin chimeneas a esa industria que generan 160 mil empleos directos e indirectos. Con respecto a si podrá haber una recuperación, dijo que todo dependerá de que el virus del COVID-19 pueda controlarse.

Si no nos mata el Covid, nos mata el hambre

Integrantes de la Alianza de Ferieros del Estado de Oaxaca (ALFEO), exigieron la apertura de ferias en la entidad con una marcha caravana ante la crisis económica que ha derivado la pandemia de la Covid-19. Los manifestantes, quienes partieron de la Fuente de las Ocho Regiones, expusieron que son varios meses en los que no han podido trabajar.

Debido a que Oaxaca mantiene el semáforo naranja, las actividades recreativas no se pueden reactivar, toda vez que son consideradas un foco de contagio del coronavirus por las aglomeraciones de trabajadores y visitantes de las ferias. Aseguraron que si no los mata el virus, sí lo hará el hambre, pues ellos viven al día, «no somos trabajadores asalariados ni tenemos prestaciones, ni mucho menos hemos sido considerados en los programas sociales».

También el aeropuerto tuvo pérdidas importantes

Por la pandemia del COVID-19, el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de Oaxaca ha tenido perdidas muy importantes durante esta pandemia, afirmó Juan Pablo García Luna Gutiérrez, administrador de la terminal aérea oaxaqueña, quien informó que de abril a mayo las pérdidas ya eran del 95 por ciento, luego de que se cancelaron los vuelos tanto nacionales como internacionales, además de que se suspendieron algunos vuelos locales.

Reconoció que esto generó afectaciones a las líneas aéreas, aunque este mes de julio ya hay una recuperación, lo que significo que las pérdidas disminuyeran a un 85 por ciento. Sostuvo que en las últimas semanas se han reactivado algunos vuelos locales y nacionales, mientras que los internacionales siguen suspendidos.

Detalló que los vuelos que ya se aperturaron son con destino a la Ciudad de Tijuana, de México, Puerto Escondido, Monterrey y a Ciudad Ixtepec. «En los últimos días no se ha notado una gran movilidad», dijo, aunque confió que esto se haga de manera paulatina y a un paso lento para los próximos meses en las diferentes terminales.

Por otro lado, sobre la remodelación del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de Oaxaca, dijo que es un proyecto que si se tiene contemplado este año, y que se espera que en las próximas semanas se inicien las obras. El proyecto prevé el incremento de espacios para un mejor servicio a los pasajeros.

Abren restaurantes con sana distancia

El pasado 6 de julio, con mesas vacías para conservar la sana distancia, meseros con caretas y cubrebocas, estaciones sanitarias con gel antibacterial y alcohol, pero también con al menos un centenar menos de trabajadores, así es como reanudaron actividades en los restaurantes del primer cuadro de la ciudad.

“Antes de esto, entre todos los negocios establecidos en los portales teníamos alrededor de 300 empleados. No hemos sacado bien la cuenta, pero creo que logramos mantener 200”, indicó Mario Rodríguez, propietario del restaurante Terranova, el cual mantuvo sus puertas cerradas desde el pasado 1 de abril.

Conforme con el protocolo para brindar servicio al 40 por ciento de su capacidad, los restauranteros abrierons sus locales. Aunque de manera tímida, algunas mesas fueron ocupadas cumpliendo con los protocolos sanitarios que implican una mesa sin mantel, proporcionar gel antibacterial, además de ser atendidos por meseros con careta y cubrebocas, quienes frente a los comensales desinfectan la mesa con una solución de cloro y agua.

Para garantizar la sana distancia, las mesas portan anuncios que especifican cuáles no están disponibles, en tanto en otras hay gel antibacterial para su uso continuo tanto para la clientela como el personal.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), de manera total, un 15 por ciento de 187 establecimientos adheridos ya no volverán a abrir.

“Esperemos que nos empiece a ir bien, sabemos que el regreso de los comensales no va a ser de inmediato, pero estamos preparados para recibirlos”, expuso el presidente de la Canirac en Oaxaca, Fernando Martín Sedano.

De acuerdo con el protocolo Mesa Segura, se debe fomentar el sistema de reserva en línea, limitar el número de personas a un máximo de 10 por mesa, misma convivencia; montar la mesa delante del cliente con la finalidad de minimizar al máximo el tiempo de exposición del menú. Se eliminarán elementos que no sean necesarios como servilleteros, acrílicos, decoraciones.

Todos los condimentos, salsas y extras solicitados por el comensal deberán ser servidos al momento en porciones individuales. En la primera etapa de desconfinamiento las áreas infantiles permanecerán cerradas.

Corren a trabajadores de Financiera

Y en medio de la pandemia, cuando la solidaridad se hizo presente hasta en los hogares más humildes de Oaxaca, un total de 23 trabajadores de una empresa financiera ubicada en la ciudad de Oaxaca, tomaron las instalaciones para denunciar despido injustificado y la liquidación conforme a las prestaciones de ley.

Los inconformes se concentraron en las oficinas de la empresa financiera Credifom, ubicada sobre la calle de Guerrero en el Centro Histórico de la ciudad, y señalaron que los directivos únicamente les informaron que ya no se presentaran a laborar sin justificación legal alguna, en esta empresa que tiene un año de haber iniciado operaciones.

Los despedidos indicaron que todo el período que ha durado la cuarentena los obligaron a trabajar en campo para atraer a clientes, lo que puso en peligro su salud, pero que de un día para otro les suspendieron el pago correspondiente a su quincena y al buscar a su supervisor para conocer el motivo por el que no les depositaron el sueldo devengado, éste solo les informó que habían sido despedidos. Así, sin ninguna justificación, explicación y mucho menos la respectiva liquidación que contempla la Ley Federal del Trabajo.

Discapacitados piden apoyo tras crisis por el COVID-19

Discapacitados Unidos Por Una Integración de Oaxaca AC, denunciaron falta de apoyo del gobierno del estado a este sector, derivado a la pandemia del COVID-19. Godofredo Solis Calixto, representante de los discapacitados, explicó que han sido abandonados por el gobernador Alejandro Murat, luego que no se les ha brindado ningún tipo de apoyo.

Manifestó que antes de la cuarentena, muchos integrantes de los discapacitados salían a vender, sin embargo por la pandemia se les negó salir a las calles, a pesar de que muchos son de bajos recursos. «Nosotros somos conscientes de la situación, pero también requerimos de apoyos, la mayoría de nosotros somos gente pobre que gana dinero al día y que en estos momentos esta pasando por momentos difíciles. No podemos salir a vender, no podemos andar en las calles por esta enfermedad, pero también creemos que requerimos apoyos del gobierno», expresó.

Además del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa indicaron que ya solicitaron apoyo a Nancy Ortiz, delegada en Oaxaca del gobierno federal, quien se ha negado a atenderlos.

Actividades mineras, las primeras en reactivarse

La Secretaría de Economía de Oaxaca informó que con el reinicio de actividades mineras, el pasado 1 de junio, se suman 10 mil empleos en el estado. Detalló que en Oaxaca son dos industrias minera que reiniciaron sus actividades, la de Cuzcatlán, ubicada en San José del Progreso, Ocotlán; y Don David Gold, en Totolapam, Tlacolula, ambas ubicadas en el Valle Central.

Estas industrias generan 10 mil empleos, dos mil de ellos de manera directa y ocho mil indirectos. De igual forma, la industria minera reportó ventas por 6 mil millones de pesos durante 2019. El personal de las mineras realiza todos los protocolos de sanidad y capacitación para evitar contagios por Covid 19, supervisados por el Instituto Mexicano del Seguro Social.

El mismo 1 de junio, se reanudaron las industrias de la construcción, minería, del mezcal y de artesanías.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba