11/27/2020
Metropoli

Tiempos de zopilotes en medios de comunicación públicos y privados

gruporadiocentro

Trabajadores despedidos de Canal 21 denuncian vejaciones y malos tratos por parte de Carlos Enríquez Borges, quien se dice protegido por Claudia Sheinbaum.

«Vivimos tiempos de zopilotes», frase expresada por el presidente López Obrador, nunca antes tan certera pues empresarios afines a este gobierno, aprovechando su cobijo y complicidad, están violando derechos de trabajadores al despedirlos sin justificación alguna y regateándoles sus liquidaciones, previa alteración de sus salarios ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Así lo denunciaron reporteros despedidos de Grupo Radio Centro (GRC), propiedad de los hermanos Aguirre, en una carta que hicieron llegar a la redacción de DeReporteros, en la que afirman, que en los últimos meses Grupo Radio Centro ha despedido a sus trabajadores dentro de la plantilla de reporteros que laboraron para el área de Noticias (Formato 21 y Radio Red- estas dos ya no salen al aire. Octava TV vigente en la actualidad), sin justificar el despido, en plena pandemia por COVID-19, además de reducir y variar el salario de los trabajadores ante el IMSS, sin explicación alguna.

Agregaron, que en el pasado GRC cumplía con la Ley en liquidar conforme a derecho la relación laboral con sus trabajadores. Ahora, junto con varios altos directivos, utilizan un Despacho Jurídico externo que presiona y acosa a los trabajadores para que firmen sus renuncias, entregándoles menos del 40 por ciento de lo que les corresponde, conforme a derecho por los despidos injustificados a los que son objeto.

Destacaron que, con 34 años de laborar en las empresas GRC, Edgar Mendoza, quien se desempeñaba como reportero, fue despedido en forma totalmente injustificada luego de haberse infectado por COVID-19, en cumplimiento de sus labores y contagiar a los integrantes de su familia, no sin antes haber sido presionado para volver al trabajo, pagándole un salario mucho menos al que realmente devengaba.

Caso similar, agregaron, es el de Guillermo Higuera, quien tras ser operado de un riñón y haberse contagiado por COVID-19, fue despedido injustificadamente de su trabajo en una forma por demás vergonzosa, ofensiva y lesiva por altos directivos de GRC, quienes dieron la orden de quitarle su equipo de trabajo y sustraerle sus objetos personales de trabajo del locker que ocupaba.

Otro caso, añadieron, es el de José Luis Gutiérrez, con 23 años de trabajo como reportero especializado en Deportes, recibió el mismo trato con un ofrecimiento ínfimo a lo que le corresponde conforme a la Ley Federal del Trabajo por el despido injustificado del que fue objeto. «Su caso también tuvo sus particularidades, ya que desde febrero del 2020 fue congelado para ejercer sus funciones para las cuales había sido contratado», afirmaron.

Enfatizaron que esta situación generó una afectación en perjuicio de los trabajadores, quienes se vieron afectados, además, por las múltiples modificaciones a sus salarios ante el IMSS, INFONAVIT y CONSAR.

Compartieron que, ante esta vejación, los trabajadores mencionados interpusieron una demanda ante la Junta Especial Número Dos de la Federal de Conciliación y Arbitraje que se encuentra en Calzada Azcapotzalco La Villa de la Ciudad de México, a las que les asignaron los número de expedientes 637/20, 641/20 y 629/20, respectivamente.

También en Canal 21 se «Viven tiempos de zopilotes»

Trabajadores despedidos de Canal 21, denuncian malos tratos por parte de personal de Capital 21, que ha servido como medio de propaganda de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, nos reservamos los nombres por temor a la integridad de los denunciantes y en uso de su derecho.

Aseguran que durante este tiempo de pandemia, el sistema público de radiodifusión de la CDMX ha tenido una serie de modificaciones fuera de la ley.

En febrero del presente año, indicaron, llegó un equipo nuevo que se justificaba en ser parte a su vez del equipo de gobierno de la doctora Sheinbaum Pardo para «Levantar y promover la nueva imagen de Capital21». Un equipo sin presentación oficial, sin puestos declarados en nómina, ni en escalafón, un equipo que llegó a hacer recortes injustificados y con la camiseta de la 4T como su bandera para la toma de decisiones.

Específicamente, el que se auto proclama servidor público y servidor a la patria, Carlos Enríquez Borges, con un auto nombramiento de jefe de comunicación social del Sistema público de Radiodifusión de la CDMX, apuntaron. «Llegó a hacer movimientos en el equipo de redes sociales, corriendo a jefes y a elementos del equipo».

Ha generado un ambiente de misoginia, terror laboral, acorralando al personal a trabajar 12 o 14 horas seguidas diciendo que tenemos una «obligación con el pueblo», ha humillado a las mujeres diciendo que no tienen capacidad que les falta criterio, se ha burlado de la pandemia, ha deseado la muerte de funcionarios contrarios a la 4T, se refiere con groserías y vulgaridades en el chat que está destinado a trabajar, ha metido alrededor de 7 personas a laborar despidiendo al equipo anterior sin justificación, hemos trabajado de domingo a domingo sin ninguna paga, los sueldos se han atrasado en ser cobrados dos o tres meses aún en emergencia sanitaria, denunciaron.

Se ha generado un ambiente de miedo y amenaza pues si no nos parece «Ya vimos que pasa». Tráfico de influencias, miedo, falta de pago, despidos, bajezas y más, es lo que se vive actualmente en el canal de la Ciudad de México que por cierto su director Sebastián Ramírez ocupa un cargo bajo el título de «responsable de despacho» pues su nombramiento no es legal.

«No mentir no robar y no traicionar son las palabras de nuestro señor presidente lamentablemente queda muy lejos de lo que sus funcionarios públicos proclaman», subrayaron.

Este es una de varias denuncias que trabajadores de Capital 21 han hecho llegara a este y otros medios. Los despedidos nos refieren, que darán a conocer las pruebas del acoso laboral, las vejaciones y los malos tratos, así como realizarán las denuncias correspondientes ante la autoridad laboral.

Foto: Archivo (Ilustrativa)

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba