01/27/2021
Mujer

En México, el promedio de tiempo de condena para las mujeres es más elevado que el de los hombres

nanayninopresos

A pesar de que los delitos de mayor incidencia son los mismos (robo y homicidio).

La lucha por la igualdad de la mujer solo es un discurso explotado por ambos géneros, pues en la práctica éstas siguen sufriendo discriminación, como es el caso de las que enfrentan sentencias ya que el promedio de tiempo de condena para las mujeres es más elevado que el de los hombres, a pesa de que los delitos de mayor incidencia son los mismos (robo y homicidio).

Un ejemplo de que la justicia no es pareja y, sobre todo en estos tiempos de «Cuarta Transformación», es Rosario Robles, quien ya cumplió un año y su proceso no avanza pero ella sigue tras las rejas mientras otros delincuentes verdaderamente peligrosos, o se han fugado o han llegado a componendas con el gobierno, es decir, se han vuelto soplones para seguir gozando de la libertad.

De acuerdo al Diagnóstico Sobre la Percepción del Desempeño de la Defensa Penal en México, elaborado por Reinserta, las mujeres en reclusión sufren condenas más altas, pese a mayor inversión de su defensa en comparación con los hombres.

Especialistas y autoridades coinciden en que existen muchas oportunidades para los servicios de defensoría penal, pero se necesita verificar que en cada fiscalía del país existan servicios de defensoría pública las 24 horas del día, y que al arribar a la sede ministerial sea el abogado defensor la primera persona con quien la persona detenida establezca contacto.

Resulta sorprendente que Ana Laura Magaloni del CIDE, Lisa Sánchez de México Unido Contra la Delincuencia, Netzaí Sandoval, del Instituto Federal de Defensoría Pública, Roberto Hernández del World Justice Projec, Ricardo Peralta, exsubsecretario de Gobierno de Segob y Fernando Gómez Mont, socio de Zinser, Esponda y Gómez Mont Abogados; consideran que el promedio de tiempo de condena para las mujeres es más elevado que el de los hombres, aún cuando los delitos de mayor incidencia son los mismos (robo y homicidio) no se hayan pronunciado y mucho menos ofrecido a defender a Rosario Robles.

Dicen que, las mujeres cambian de abogado de defensor hasta tres veces, mientras que los hombres lo hacen solo una vez.

La función de los abogados defensores es fundamental en los juicios penales, debido a que tienen la importante labor de verificar que éstos se lleven con apego a la justicia; no obstante, los hallazgos evidencian áreas de oportunidad de importante consideración para mejorar los servicios de defensoría penal, entre ellos:
  • El promedio de tiempo de condena para las mujeres es más elevado que el de los hombres, aun cuando los delitos de mayor incidencia son los mismos (robo y homicidio). En este sentido, las mujeres cambian de abogado de defensor hasta tres veces, mientras que los hombres lo hacen solo una vez. Resulta destacable también, que las mujeres contratan más los servicios de defensoría particular y destinan hasta un 50% más de recursos, en comparación con los hombres.
  • Mas del 60% de las personas encuestadas señalaron que no contaron con un defensor que previniera o evitara actos de tortura desde la detención y durante su paso por las fiscalías.
  • El 65% de los participantes dio una calificación reprobatoria a su abogado defensor, el 40% señaló que lo calificaría con cero.
  • El 73% de las mujeres indicaron que no contaron con la asistencia de un abogado defensor que las apoyara con la canalización de las hijas e hijos a su cargo.
  • El 52% de los hombres consideraron que sus abogados defensores no asistían debidamente preparados a las audiencias.
El abogado defensor es el vehículo que permite a las personas acusadas por un delito acceder efectivamente a la justicia y su correcto desempeño puede detonar el mejoramiento del sistema de impartición de justicia penal en México, pues una noticia alentadora es que los abogados defensores que participaron en juicios del sistema penal acusatorio, fueron mejor evaluados que los que no; esto representa que se pueden elevar los estándares de desempeño de todos los operadores del sistema y con ello, lograr su fortalecimiento.
Algunas recomendaciones propuestas consisten en humanizar la función de los defensores, promoviendo la ética y la humanidad para con las personas que defienden. Resulta también necesario implementar mecanismos de certificación y verificación para quienes ejercen la labor jurídica. El fortalecimiento de las defensorías públicas es crucial, se debe ampliar la plantilla de personal para evitar la sobre carga de asuntos y se debe garantizar que en todas las fiscalías del país se presten sus servicios las 24 horas del día y que el abogado defensor sea la primera persona con quien las personas detenidas establezcan contacto al llegar a sede ministerial, a efecto de tutelar derechos humanos.
Con motivo de los resultados obtenidos con relación a las mujeres privadas de la libertad, es de gran importancia la perspectiva de género en la práctica profesional de los defensores, en el sentido de impulsar el dictado de resoluciones judiciales ceñidas a ésta; pero también en su desempeño cotidiano, debiendo considerar sus condiciones específicas en torno a ser mujer.
Los despachos de abogados: O’ Farrill y Abogados, Katz & Gudiño Abogados, S.C., Bufete Ruíz Durán, S.C., Nassar, Nassar y Asociados, S.C. y Riquelme, Sirazi, Gómez Mont Abogados, contribuyeron a este diagnóstico que tiene como finalidad presentar información, desde la voz de las personas privadas de la libertad, acerca de cómo perciben que fue el desempeño de sus abogadas y abogados defensores, tanto públicos como particulares.
Este estudio se realizó en cinco estados del país (Baja California Sur, Estado de México, Nuevo León, Quintana Roo y Tamaulipas) y participaron en él tres mil 73 personas privadas de la libertad.
Foto: Archivo (Ilustrativa)
Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba