08/02/2021
Ciencia y tecnología

El IPN trabaja para crear tecnología de fusión nuclear

Se pretende la construcción de un reactor a escala de laboratorio tipo Tokamak

Como parte del esfuerzo internacional para crear nuevas fuentes de energía renovables, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) trabaja con científicos de México y del mundo para crear nuevas fuentes de energía alternas, a través del desarrollo de tecnologías aplicables a un reactor de fusión nuclear experimental.

El doctor Martín de Jesús Nieto Pérez, del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA), Unidad Querétaro, señaló que la fusión nuclear se encuentra en una fase de búsqueda de factibilidad no científica, sino ingenieril y tecnológica, para prevenir una crisis energética mundial.

“Hay esfuerzos multinacionales e internacionales para desarrollar esta fuente de energía limpia porque la recompensa sería enorme. Se trata de una fuente de energía donde el combustible está distribuido de manera homogénea, dado que para este tipo de procesos se usa un isótopo natural de hidrógeno (deuterio) y por lo tanto donde quiera que haya agua habrá combustible”, aseguró.

El experto politécnico indicó que están enfocados en reactivar la construcción de un reactor de fusión nuclear a escala de laboratorio tipo Tokamak (un concepto que se originó en Rusia a principios de los años 50). Para esta finalidad se encuentran en la búsqueda de oportunidades de apoyo financiero y tenerlo al cien por ciento.

Nieto Pérez detalló que han realizado estudios a escala que involucran a estudiantes de posgrado para estimar el costo y características operacionales del pequeño prototipo de reactor de fusión nuclear en el IPN. “Todavía no hemos alcanzado la etapa en la que podemos considerar la máquina operante, pero con la construcción de estos prototipos se garantiza que en el futuro todos los países del mundo tendrán personal con el conocimiento necesario para construir, instalar y operar los futuros reactores comerciales”.

Afirmó que México no se puede rezagar en cuanto a investigación y desarrollo en este campo. “Debemos preocuparnos por contar con especialistas que tengan familiaridad con este tipo de tecnología y contribuyan a solucionar las dificultades que aún existen alrededor de las máquinas de fusión”.

Es por eso que los investigadores Martín de Jesús y Gonzalo Alonso Ramos López, así como los estudiantes de posgrado Dulce María de Guadalupe Ventura, Francisco Ceballos, Daniel Hernández y Miguel Lindero, del CICATA, junto con colaboradores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) hacen un esfuerzo por mantener vivo este campo, todavía incipiente en el país, pero que no puede dejarse de lado ante el enorme impacto que la energía de fusión representaría para el desarrollo no sólo de la nación, sino de toda la humanidad.

El IPN ha sido un promotor incansable en el desarrollo de la fusión nuclear en el país, este proceso lo inició hace más de 30 años el ingeniero electrónico Mario Vázquez Reyna, quien fuera jefe del programa de física de plasmas en el ININ y profesor de posgrado en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Zacatenco, pero su esfuerzo se detuvo tras su lamentable fallecimiento.

Ahora, nuevamente el IPN, a través del CICATA Querétaro, busca mantener viva la línea de investigación de nuevas ideas para mejorar la maquinaria, formar nuevos estudiantes y gestionar fondos para operar el Tokamak.

 

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba