08/02/2021
Salud y nutrición

Experto del Hospital Houston Methodist despeja dudas sobre efectos secundarios de la vacuna contra COVID-19

La FDA, luego de aprobarlas hace varios meses, declaró que los beneficios potenciales conocidos en ambas vacunas, superan claramente sus riesgos potenciales conocidos.

Experto del Hospital Houston Methodist (HMH por sus siglas en inglés) comparte información detallada de los efectos secundarios de las vacunas Covid-19, ya que algunos son esperados y ocurren con cualquier vacuna, ante la proliferación de noticias falsas acerca de los efectos que provoca el biológico.

Primero que nada, destaca que si bien existen efectos secundarios potenciales esperados en estas nuevas vacunas contra el Covid-19, «es importante reconocer que la FDA, luego de aprobarlas hace varios meses, declaró que los beneficios potenciales conocidos en ambas vacunas, superan claramente sus riesgos potenciales conocidos».

Existe mucha desinformación actualmente en las redes sociales, que ha confundido y atemorizado sin razón a la población, por lo que es importante resaltar que hay: efectos secundarios esperados de las vacunas, que son incómodos más no negativos, ni peligrosos; y que hay efectos secundarios graves, como ciertas reacciones alérgicas que son extremadamente raras.

«Las personas no deben dejar de vacunarse por miedo a los efectos secundarios», dice el doctor  H. Dirk Sostman, presidente del Instituto Académico del Hospital Houston Methodist. Los efectos secundarios esperados, son una indicación de que la vacuna está haciendo su trabajo, Es decir, ayudando al cuerpo a desarrollar inmunidad contra el virus. Así que no hay que sorprendernos de sentir algunos de estos efectos que no son, para nada, peligrosos”.

¿Cuáles son los efectos secundarios esperados más comunes y que no son peligrosos de estas vacunas contra el COVID-19?

«Cada vacuna contra el COVID-19 ha sido sometida a pruebas rigurosas, ensayos clínicos, así como a una revisión externa exhaustiva por parte de la FDA, los centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC) y sus paneles independientes de expertos», dijo el doctor Sostman.

Los efectos secundarios más comunes de las vacunas contra el COVID-19, de Pfizer y Moderna pueden ser:
•    Dolor, enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección
•    Fatiga
•    Dolor de cabeza
•    Dolor muscular y articular
•    Fiebre leve y escalofríos
•    Náuseas / vómitos
•    Ganglios linfáticos inflamados

«Una forma de reducir la posibilidad de efectos secundarios incómodos es tomando un analgésico, como Tylenol, en el caso de experimentar alguna molestia”, agregó el doctor Sostman.

¿Puedo enfermarme con la nueva vacuna contra el COVID-19?

Si bien existen efectos secundarios potenciales en las vacunas, estas manifestaciones son una característica propia de la vacunación, no son signo de que estés contagiado de COVID-19.

«Estas vacunas no pueden causar COVID-19», aseguró el doctor Sostman. «En cambio, lo que puedes llegar a sentir son los llamados efectos ‘reactogénicos’ de la vacuna actuando en tu cuerpo y despertando a tu sistema inmunológico».

Incluso, habrá varios tipos de vacunas COVID-19 y cada vacuna funcionará de una manera ligeramente diferente. Las vacunas de Pfizer y Moderna son vacunas de ARNm, que cuentan con la ventaja de que no hay posibilidad de que puedan provocar infección.

«Estas nuevas vacunas de ARNm se basan en material de ARN sintético y no infeccioso, que luego tus células usarán para crear un pequeño componente viral inofensivo. Este componente no es para nada un virus completo, por ello es imposible que te enferme de COVID-19. Sin embargo, sí puede estimular una respuesta inmune al virus, y esto es de hecho lo que todos esperamos que suceda», explicó el doctor Sostman. «El ARNm se degrada rápidamente y se desecha, por lo que tampoco hay posibilidad de que afecte a tu cuerpo, más allá de su función de ayudar a conferir inmunidad».

¿Qué pasa con las reacciones alérgicas a la vacuna COVID-19?

Ninguna vacuna o fármaco estará completamente libre de efectos secundarios o adversos, incluidas las vacunas contra COVID-19. Y habrá que recordar que no es lo mismo un efecto secundario esperado y no peligroso, a una reacción alérgica grave, que es extremadamente rara.

«Es cierto que todavía no tenemos un seguimiento a largo plazo para estas vacunas. Lo que sí tenemos son meses de seguimiento que cubren el período en el que normalmente se descubren problemas adversos con las vacunas», agrega el doctor Sostman.

Finalmente, a medida que más y más personas reciben estas vacunas, es posible que salgan a la luz algunos efectos secundarios muy raros, como las reacciones adversas observadas con la vacuna Pfizer en dos personas en el Reino Unido.

«Parece que esas dos personas tenían antecedentes médicos de reacciones alérgicas graves y usaban inyecciones de tratamientos EpiPens de forma rutinaria. Debido a este nuevo hallazgo, la agencia reguladora médica del Reino Unido ha dicho que las personas no deben recibir la vacuna si han tenido una reacción alérgica muy grave a una vacuna previa, a alguna otra medicina o a algún alimento «, adviertió el doctor Sostman.

«Pero, recuerda que una reacción alérgica grave no es lo mismo que las alergias estacionales. Una reacción alérgica grave es aquella que causa síntomas potencialmente mortales, como dolor en el pecho y dificultad para respirar y la posible necesidad de hospitalización».

Los CDC y la FDA continuarán monitoreando a las personas que han recibido la vacuna, para asegurarse de que comprendamos completamente cualquier problema de seguridad.

Foto: Flow

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba