09/25/2022
Metropoli

Sandra Cuevas y locatarios del Mercado Juárez dan primer brochazo a muros que albergarán el nuevo mural

Arrancan trabajos del mural del Mercado Juárez, luego de que administraciones pasadas les borraron uno hecho en 1905.

Locatarios del Mercado Juárez dieron el primer brochazo a los muros que albergará el Gran Mural de la Historia de los Mercados Públicos de la Ciudad de México. Ahí se trazará y documentará la crónica verás del comercio en la Alcaldía Cuauhtémoc, y en la capital del país.

Encabezados por la alcaldesa, Sandra Cuevas, dieron por iniciados lo trabajos a fin de cubrir las paredes de color blanco para que empiecen a crear los murales, los artistas urbanos que han sido invitados.

El mercado es de todos, dijo la alcaldesa, Sandra Cuevas, quien ante un grupo representativo de locatarios testificó que con pintura blanca empezaron a dar luz a esta barda, al tiempo que agradecieron el apoyo que han tenido de esta administración.

Ante los locatarios, encabezados por Mónica Nava, la acaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, enfatizó: “son los que deben decidir, al ser los dueños (…) porque nosotros estamos, mañana no sabemos”.

Luego, a invitación de Santos García, del local de comida “La Güerita”, entró al mercado donde fue saludada por comerciantes, quienes agradecieron la ayuda que les ha brindado.

A su mesa se sentaron María de la Luz Martínez y Soledad Sánchez, quienes tienen varios años de vender en el Mercado Juárez, ubicado entre la Avenida Chapultepec, Abraham González y Turín.

Durante un diálogo con ellos, no solo agradecieron la visita de la Alcaldesa, además comentaron que ya contaban con un mural que narra los orígenes del mercado el cual se remonta a 1905, donde además estaban plasmados los fundadores, sin embargo éste fue eliminado sin consulta previa.

Aquel mural había sido reconocido por la escritora Elena Poniatowska y hasta se hizo un libro, según fotos que le mostraron.

Pero, añadieron, debido al daño por grafitis y al paso del tiempo fue tapado por un muralista de nombre Daniel Ramírez, apoyado por administraciones pasadas. 

Dicho mural, es el que ha desatado tanta polémica cuando en su momento nadie hizo ni dijo nada por arrebatarles su memoria histórica a los locatarios originarios.

Ahí, la Alcaldesa reiteró que son los locatarios los que decidirán qué se pinta, en cuanto las paredes estén listas y puedan acceder los 15 artistas urbanos, más los que se sumen a la invitación.

Los comerciantes aprovecharon para comentarle sobre las necesidades de reparación en los locales, por lo cual anunció dos semanas de gracia para que puedan trabajar los arreglos necesarios, es decir, no tendrán que hacer oficios o pedir permisos para intervenir sus locales, mientras que la Alcaldía seguirá apoyando en la difusión de este centro de abasto, que con los murales será más visitado por turistas, dijo.

Fotos: Cortesía

Arriba