06/20/2019
Columnas

Podrían ser células asesinas naturales esperanza de vida para personas con Mieloma Múltiple

johanaojeda

Por Ing. Johana Ojeda*

Para que nuestro cuerpo se mantenga en óptimas condiciones, las células del sistema inmunológico están constantemente detectando y eliminando bacterias, virus o cualquier agente invasor que esté presente en nuestro organismo, incluso, son responsables de detectar y destruir nuestras células mutadas o cancerígenas para evitar su reproducción.

Bajo dicho panorama, la inmunoterapia podría ser una alternativa para combatir algunos tipos de cáncer, como es el caso del Mieloma Múltiple (MM), debido a que utiliza ciertas poblaciones de células del sistema inmune en contra de las células afectadas en este padecimiento. 

El MM es un tipo de cáncer que afecta la médula ósea, se caracteriza por una proliferación anormal de células plasmáticas. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), dicha enfermedad representa a nivel mundial el segundo tipo de cáncer hematológico más frecuente en adultos y según información de la Gaceta del Senado refiere que en México la prevalencia es de 2 mil 500 pacientes nuevos por año, en su mayoría hombres mayores a los 50 años. 

Células asesinas naturales 

Un grupo de investigadores liderado por la doctora Elizabeth Shpall del hospital MD Anderson Cancer Center de Houston, Texas, investigan el efecto de la inmunoterapia con un tipo de células del sistema inmune denominadas células asesinas naturales, mismas que son obtenidas de la sangre del cordón umbilical. 

Así bien, la inmunoterapia con células asesinas naturales busca explotar la función natural de dichas células que tienen la capacidad de detectar y eliminar a las células cancerosas. 

Para la primera fase del estudio, se les administraron a doce pacientes con MM de 18 y hasta 75 años que son tratados con quimioterapia y trasplantes autólogos de médula ósea, dosis de millones de células asesinas naturales con el fin de ayudar a eliminar células cancerosas que hayan sobrevivido en el cuerpo de los pacientes. 

El objetivo del ensayo fue determinar la máxima dosis tolerada de células asesinas naturales en combinación con grandes dosis de melfalán (fármaco de quimioterapia) y bajas dosis de lenalidomida (terapia de mantenimiento).

Los investigadores probaron cuatro dosis diferentes de células asesinas naturales, la más alta fue de 100 millones de células por kilogramo de peso del paciente. Dichas células fueron expandidas in vitro y aplicadas cinco días antes del trasplante autólogo de médula ósea.

Se detectó que a los pacientes que les administraron dosis más altas de células asesinas naturales, tuvieron mejores resultados. Diez  individuos obtuvieron muy buena respuesta, de los cuales ocho lograron remisión completa, es decir, las células cancerosas dejaron de detectarse en el cuerpo de estos pacientes, y la mayoría reincidió ante el MM. 

Debido a la mejoría clínica que se observó sin presentar efectos adversos, los investigadores han comenzado a desarrollar la segunda fase pero ahora administrando a 33 pacientes las dosis más altas.   

Hasta el momento el estudio indica que es una potencial terapia adyuvante a la quimioterapia en los pacientes con MM, pues dentro de los resultados preliminares se encontró que 21 personas han logrado entrar en remisión completa y únicamente tres han fallecido debido al MM después de un seguimiento promedio de casi dos años.

Históricamente se ha reportado que la supervivencia media en pacientes con MM es de 3 a 4 años, los investigadores buscan determinar  si la inmunoterapia contribuye a aumentar la esperanza de vida de personas con MM u otro tipo de cáncer. 

 

*Johana Ojeda es Ingeniero Biomédico egresada de la Universidad de Monterrey, cuenta con una Maestría en Tecnología en Células Madre por la Universidad de Nottingham, Inglaterra y actualmente presidente de Bancos de Células Madre Asociación bancosdecelulasmadre.org. 

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba