11/12/2019
Columnas

Pierre Verger, Con los pies en la tierra

WhatsApp Image 2018-09-06 at 9.16.25 PM

*Por Zakie Smeke

¡A la escucha!

 Si fotografiar es etimológicamente ¢escribir con luz¢ (…) Con los pies en la tierra, es un palco de honor para admirar el formidable espectáculo que somos.” (Roberto Bischoff, Braskem Idesa, Planeta, 2016)

El Museo de Antropología presenta la exposición Pierre Verger en México, Con los pies en la tierra (Julio- Septiembre, 2019).

De manera breve, me voy a referir a mi experiencia como espectadora y paseante de esta maravillosa e imperdible exposición. ¡No se la pierdan!

Me detendré en algunas de las fotografías que ilustran la forma de ver y documentar el México Profundo, durante sus viajes a México, (1936, 1937, 1939 y 1957) del excepcional fotógrafo, etnólogo, antropólogo e investigador de origen francés Pierre Verger (1902-1996).

Verger con su Rolleiflex encontró un camino para reflexionar sobre la vida comunitaria, las celebraciones religiosas, la llegada de la modernidad al campo.

Realizó fotografías en las que encontramos algunos elementos que no esperábamos ver juntos, pero esa disonancia nos cuestiona sobre lo histórico, el acontecer pasado, la forma cómo se fueron construyendo las relaciones entre el poder y el campo.

Por ejemplo, en Vista de la Ciudad. Al fondo se observa la Refinería General de Lázaro Cárdenas, Minatitlán, Veracruz, 1937, vemos dos construcciones: del lado izquierdo hay una edificación con columnas y desde el balcón un hombre citadino observa en el centro a una mujer indígena, descalza que sale de la casa con lámina y madera que se encuentra del otro lado. Al fondo, la Refinería.

Del mismo año 1937, observamos narraciones en fotografías, con un juego de luz y sombras sobresaliente: El desfile del día del trabajo, Mérida, Yucatán; La  Juchiteca durante una corrida de toros, Juchitán, Oaxaca.

El fotógrafo de origen francés, fijó su cámara en distintas ceremonias del calendario agrícola, de los carnavales. “Uno de sus registros dominantes fueron las danzas religiosas de los indígenas en cuya indumentaria el fotógrafo descubrió un bien atesorado, donde la manta de algodón convivía con la mezclilla tal y como esta última lo hizo con los antiguos cacles o sandalias de la milpa”. (Con los pies en la tierra, Planeta, 2006).

Otro gran ejemplo de la mirada de Verger que capta los contrastes es la fotografía: La Danza de la Pluma, Cuilapam de Guerrero, Oaxaca, 1937. Nuevamente, la gente ataviada con trajes, vestidos y sombreros, miran la danza, pero los niños indígenas, a su vez, miran a los otros. Todo un juego de miradas y contrastes.

Pierre Verger se interesó en México: “por la sola posibilidad de asomarse a un tiempo anterior a la historia instalado en el corazón del presente (…) empezó a emplear la voz indigenista para referirse a la política estatal respecto de los pueblos originales para conformar un discurso que hablaba de redimir a los indígenas, crear el programa de unas misiones culturales con el apoyo de una variedad de especialistas como pedagogos, biólogos, sociólogos, antropólogos y artistas”. (Con los pies en la tierra, Planeta, 2006).

Es imposible no mencionar las fotografías imponentes de La Casa de Juan O´ Gorman, actualmente desaparecida, 1957; Vista de la Biblioteca Central y uno de sus relieves, obra arquitectónica de Gustavo Saavedra, Juan Martínez y Juan O ‘Gorman, Ciudad Universitaria, Ciudad de México, 1957.

La fotografía del Claustro del Ex Convento de Nuestra Señora de la Merced (siglo XVII, 1937) de la cual algunos amigos me cuentan que Jacobo Zabludovsky solía decir que el arte Mudéjar de esta obra es superior a cualquier otra obra arquitectónica de este estilo en el mundo.

La fotografía sobre el viaje de Pierre Verger desde Coatzacoalcos, Veracruz, entonces Puerto México, al Istmo de  Tehuantepec a  bordo del Ferrocarril Nacional de Tehuantepec, Mogoñe, Oaxaca, 1937, provoca nostalgia sobre el viejo proyecto ferroviario de México.

Quizá este paseo llega a su fin, no sin antes admirar las fotografías de Lola Álvarez Bravo observando a dos campesinos cribar el maíz, 1937; Diego Rivera en su casa, 1937; María Izquierdo y Raúl Uribe Castillo, 1939, entre otros amigos de Verger.

Es importante mencionar la amistad entre Pierre Verger y Claude Levi-Strauss, pensador fundamental, antropólogo y etnólogo del siglo XX. Se interesó en interpretar las claves de lo que denominó “el pensamiento salvaje” tema que lo inspiró para redactar su obra Tristes Trópicos.

Queda solo agradecer a la Fundación Pierre Verger que se  une a Braskem Idesa y a la Fundación Televisa para concretar los contenidos visuales y etnográficos que son compartidos para que el público mexicano se enriquezca con esta extraordinaria muestra. De manera destacada el escritor @Antonio_Saborit fue el responsable de la curaduría de los textos relativos a la exposición de las fotografías del libro catálogo: “Su labor es un brillante registro del evento y de la presencia de Verger en México, país que documentó con sensibilidad y atención” (Gilberto Pedreira de Freitas Sá, Presidente, Fundación Pierre Verger)

 

Cultura….El presidente Jair Bolsonaro ha prohibido por decreto las quemas en todo Brasil durante dos meses para tratar de frenar la multiplicación de incendios en la Amazonia, en medio de una creciente presión internacional. El decreto publicado en el diario oficial este jueves, suspende el uso del fuego durante los próximos 60 días en todo el territorio nacional, aunque mantiene algunas excepciones, como las quemas controladas permitidas por el Código Forestal brasileño en determinadas circunstancias —prácticas agrícolas y forestales en las que se justifique su uso—, cuando son autorizadas por los organismos de control.

https://elpais.com/sociedad/2019/08/29/actualidad/1567068728_203157.html

*Doctora en Filosofía Política

Maestría en Periodismo Político

Psicoanalista

https://twitter.com/z_smeke?lang=es

zsmeke@gmail.com

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba