12/16/2019
Deportes

Reinserción social de infractores de la ley, a través del deporte

vaqueristamartha

Actualmente el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla atiende a mil 581 mujeres privadas de la libertad

A través del deporte, el Sistema Penitenciario de la Ciudad de México busca la reinserción social de las personas que se encuentran en reclusión, para que puedan regresar a la sociedad con una mínima probabilidad de reincidir, aseguró el subsecretario del Sistema Penitenciario de la Secretaría de Gobernación de la Ciudad de México, Hazael Ruiz Ortega.

Comentó que, actualmente el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla atiende a mil 581 mujeres privadas de la libertad, y en él se han formado tres equipo de futbol flag, Vaqueritas – el más antiguo-, además de Guerreras y Valquirias, en los que participan aproximadamente 100 mujeres.

Explicó que el programa de desarrollo de actividades deportivas es uno de los más importantes en el tema de reinserción social, pues en la práctica del futbol flag o tochito bandera, se fomenta el trabajo en equipo, la disciplina, la constancia y el cuidado de la salud.

Ruiz Ortega indicó que, para pertenecer al equipo hay algunas reglas básicas, como son tener buena conducta y estar participando en otras actividades dentro del centro, y que en el caso concreto de las Vaqueritas, todas ellas también deben estar en actividades laborales y educativas.

Destacó el apoyo de los representantes de la liga pro darle la oportunidad a las mujeres privadas de la libertad, de competir y especialmente a todas las jugadoras de los equipos contrarios que aceptan las condiciones de seguridad para ingresar cada semana para jugar en el centro penitenciario.

El funcionario comentó que algunas de las jugadoras de Vaqueritas tienen una historia en el pasado de conductas disruptivas, contrarias al reglamento, y desde que se incorporaron al equipo han cambiado positivamente, por ello de manera objetiva, pertenecer al equipo y participar en los torneos les ha ayudado a mejorar su comportamiento, su disciplina y sobre todo su actitud ante los programas de tratamiento.

tocho1 tocho6

Fotos: Archivo

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Arriba