09/21/2021
Salud y nutrición

Aprende a diferenciar entre el refriado común y la influenza

Muchas personas piensan que las enfermedades respiratorias, entre ellas la influenza, son cosas de la época de frío, las mamás saben que pueden presentarse todo el año, por eso es importante conocerlas, identificar sus diferencias y buscar atención médica ante la presencia de algún síntoma.

Aunque puedan parecer iguales, hay diferencias muy importantes entre la influenza y el resfriado común. Estas enfermedades son provocadas por diferentes tipos de virus, pero las dos se transmiten de persona a persona mediante la expulsión de gotas al hablar, estornudar o toser.

Especialistas recomiendan que es importante que las mamás no bajen la guardia en ninguna época del año y sepan distinguir entre el resfriado común y la influenza, que no desestimen la visita al médico, a pesar de considerar que se trata sólo de un resfriado que pasará pronto.

Señalan que, como mamá debes saber que cunado acudes al médico en las primeras 48 horas de la presencia de alguno de los síntomas de influenza, puedes evitar complicaciones mayores de salud y reducir el riesgo de contagio en tu familia y en todos los que rodean al enfermo.

Datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), señalan que la influenza es más peligrosa para los niños que el resfriado común. Cada año, millones de niños contraen la influenza estacional, miles de niños son hospitalizados y algunos incluso mueren a causa de la influenza. Por eso, deben conocer los síntomas para diferenciar estas enfermedades y tomar decisiones que eviten complicaciones con la salud de los hijos.

Ambos padecimientos pueden incluir fiebre con escalofríos, tos, dolor de garganta, secreción nasal, dolor corporal y de cabeza, además de fatiga.

Los síntomas del refriado común suelen ser más leves y tienen más probabilidades de secreción o congestión nasal y no deriva mayor problema de salud. La alarma se enciende cuando al niño le cuesta para respirar o siente falta de aire, labios o uñas morados y hundimiento de las costillas. Estos últimos síntomas podrían sugerir que se trata de algo más grave como lo es la influenza.

La siguiente tabla comparativa ayudará a distinguir entre ambos padecimientos, sin embargo, no son síntomas exclusivos y en cualquier caso debe acudirse al médico.

Diferencia entre influenza y resfriado común

INFLUENZA                                                                          RESFRIADO

Aparición de síntomas – Súbito o Repentino                           Gradual

Fiebre                        -Frecuente (37º y 40º)                        Poco común

Cuerpo cortado          -Frecuente e intenso                            Poco común

Escalofríos                -Bastante común                                   Poco común

Cansancio o debilidad-Más frecuente (duración 2 a 3 semanas)Leve y por un periodo corto

Malestares en pecho o tos -Frecuente e Intensa                   Leve

Dolor de cabeza        -Frecuente e Intenso                            Poco común y leve

Estornudos               -Ocasional                                              Común

Congestión nasal       -Ocasional                                             Común

Dolor de garganta     -Ocasional                                             Común

Falta de apetito        -Frecuente                                             Poco frecuente

Los especialistas destacan que es muy importante no automedicarse ni dar a los niños medicamentos no prescritos por el médico, esto puede enmascarar síntomas. Recordar que la influenza requiere un tratamiento antiviral que solo el médico puede indicar.   

  
¿Cómo cuidar a los niños de la influenza?
 

  • No saludar de mano o beso, ni exponer a tus hijos al contacto con personas ya diagnosticadas con influenza.
  • Protegerlos con la vacuna contra la influenza a partir de los 3 años. Otros médicos recomiendan una vacuna anual a partir de los 6 meses. 
  • Los niños con influenza deben evitar el contacto con otras personas; en lo posible,

Debe mantenerse al enfermo sólo en una habitación.

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.
  • Lavar los utensilios de las personas enfermas con agua y jabón.
  • Limpiar (con agua y jabón) las superficies de los muebles que puedan estar contaminadas por el virus de la influenza.1

 
De acuerdo con datos oficiales de la Secretaria de Salud en México se estimaron 228 mil 607 casos de influenza durante la temporada estacional a nivel nacional de los cuales 365 fallecieron por el virus en el periodo que va de octubre 2019 a mayo de 2020.
 
Sabemos que las mamás no descansan en el cuidado de la salud de su familia ni en el mes de las madres, por eso, sigue las recomendaciones anteriores para el cuidado de tus hijos. Recuerda que la influenza sigue siendo un problema de salud que afecta y sigue poniendo el riesgo la vida de muchas personas, por eso, cuida de tus pequeños, tomando las medidas necesarias de prevención y acude al médico ante cualquier síntoma.

Infografías: Cortesía

Foto: Archivo (Ilustrativa)

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba