09/21/2021
Policiaca

FGR tras mafia del pepino de mar en Yucatán

Asuntos Internos atrajo el caso de 17 toneladas de pepino de mar seco, el cual fue decomisado en el 2015 y entregado de manera irregular a Martín Velázquez, quien opera una red de corrupción y mafia en Yucatán.

MÉRIDA, Yuc.- Asuntos Internos de la Fiscalía General de la República inició investigaciones por presuntos actos de corrupción de funcionarios públicos en Yucatán.

Asuntos Internos atrajo el caso de 17 toneladas de pepino de mar seco, el cual fue decomisado en el 2015 y entregado de manera irregular a Martín Velázquez, quien opera una red de corrupción y mafia en Yucatán.

Esta entrega irregular, fue realizada en contubernio con agentes de la extinta policía federal, 8 ministerios públicos de Quintana Roo, un prestanombres y un conocido notario.

Hay que precisar que, las 17 toneladas de pepino de mar seco representan el 22 por ciento de su peso real, y que en dinero su valor comercial supera los 70 millones de dólares.

La denuncia por esta acción ilegal de Martín Velázquez, quien en mayo del 2016 de manera irregular acreditó la propiedad con apoyo de funcionarios corruptos, fue presentada por el empresario Rubén Andrade Medina.

Hay que señalar que, desde marzo del 2020, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que encabeza Santiago Nieto, investiga a Martín Velázquez por los recursos provenientes de los negocios de una congeladora, una fábrica de hielo y una cooperativa de pescadores.

Incluso se confirmó que la UIF congeló algunas cuentas de Martín Velázquez, por sospecha de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El también conocido como (a) “El Pepinero Mayor” habría orquestado un asalto a la congeladora local en el año 2017, esto con apoyo de la entonces PGR.

El afectado (Rubén Andrade), en la denuncia explica que él compró 17 toneladas de pepino de mar a varios pescadores, y dicha mercancía era transportada en dos camiones con refrigeración de la empresa BEEFZA (uno de los camiones transportaba 11 toneladas y el otro 6 toneladas); 11 toneladas de pepino de mar tenían destino hacia Hong Kong, mientras que las 6 restantes hacia la Florida.

El producto pasó sin ningún problema la revisión de Mérida y Dzilam de Bravo, pero el 19 de mayo en uno de los ramales del aeropuerto de Cancún (zona de aduana) 3 elementos de la extinta policía federal (Hugo Ramírez, Raymundo Bernabé y Heriberto Duana) cuestionaron a los chóferes si la carga era del “jefe” Velázquez; los conductores dijeron que no, por lo que inmediatamente pidieron la documentación.

Los federales, usurpando funciones de los agentes aduanales, realizaron acciones para confiscar la mercancía, incluso aseguraron que las facturas que traían los chóferes eran falsas.

“Ya valieron madres, les vamos a encerrar y a detener sus camiones”, les advirtieron los federales a los chóferes.

Por las anteriores irregularidades se presentó la denuncia penal AP/PGR/QROO/CAN/126/2015-III, dicho legajo lo han tenido al menos 8 ministerios públicos, y se han realizado acciones dilatorias para la devolución del producto y camiones.

Este asunto ha estado plagado de argucias e irregularidades en donde evidentemente hay una red de corrupción que busca el monopolio del pepino de mar en la Península de Yucatán.

Por lo anterior, Asuntos Internos de la Fiscalía General de la República ya ha iniciado las indagatorias correspondientes a fin de deslindar responsabilidad, y en caso de encontrar elementos actuar en consecuencia contra de los funcionarios públicos señalados de corrupción.

Foto de portada: Cinvestav (Ilustrativa)

Foto interior: Cortesía

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba