09/21/2021
Internacional

México, EU y Canadá coordinan esfuerzos ante cambio climático en la agricultura

México, Estados Unidos y Canadá acordaron integrar un grupo de trabajo denominado Agua, Suelo y Cambio Climático, el cual compartirá información de interés para el sector primario de los tres países, en particular, lo relacionado con modelos de generación de tecnología en el contexto del cambio climático.

Así, habrá un intercambio de experiencias, bases de datos y herramientas analíticas, a través de la red trilateral de organismos federales de investigación agrícola, agroalimentaria y del sistema alimentario, informó el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

El representante del Instituto ante el Programa Cooperativo de Investigación y Tecnología para la Región Norte, Ignacio Sánchez Cohen, subrayó la oportunidad de interactuar entre investigadores de los tres países para plantear proyectos multinacionales y multiobjetivo.

Indicó que el objetivo es que investigadores de los tres países entren en contacto para trabajar en temas específicos y de esta forma transformar el dato científico en información útil a la sociedad.

Uno de los temas más recurrentes, dijo, es conocer de qué manera el cambio climático impacta los recursos agua y suelo, pues está mermando la calidad del líquido y ha tenido impacto en el consumo para los diferentes usos: doméstico, animal y agricultura.

De ahí que, abundó, se trata de una muy buena plataforma para plantear temas de investigación con objetivos de interés común para los tres países en el contexto del cambio climático.

Sánchez Cohen expuso que un ejemplo muy claro es que México, desde la parte noroeste y Estados Unidos en la región suroeste, comparten una gran extensión de tierra que parte desde Arizona hasta el centro de la República Mexicana, incluyendo los estados de Nuevo México, Sonora y Chihuahua.

Esta es una región que presenta los mismos problemas de degradación de suelo, calidad de agua, uso indiscriminado de recursos, sobrepastoreo y deforestación, por lo tanto lo que desarrolle un país en términos de ciencia y tecnología automáticamente le sirve al otro, con las adecuaciones pertinentes, subrayó.

Lo que busca la plataforma es encontrar maneras de optimizar el uso de los recursos naturales. Se considera que este esfuerzo es una buena manera para establecer proyectos de interés común y objetivos compartidos, anotó.

El investigador del INIFAP puso como ejemplo también que Canadá tiene mucho interés en bosques y en el Instituto esta es una de las principales líneas de investigación.

Además de la explotación racional de este recurso natural, otro tema es el de los incendios, por lo que se elaboran bases de datos paleoclimáticas para conocer la historia del clima a través de los árboles y prever posibles escenarios, es decir, como plataforma para prevención y planeación.

Destacó que cada vez hay un clima más severo en los extremos, fuertes inundaciones y sequías por la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera que altera los factores climáticos.

Señaló que otro tema serio es el de las temperaturas. Por ejemplo, las mínimas presentan un flagrante incremento, lo que reduce el umbral climático de las zonas en donde se desarrolla la mayoría de los cultivos.

Estas variaciones han impactado en la producción, dijo, toda vez que se obtienen cultivos que adelantan su etapa de floración, merman los rendimientos y se modifican sus procesos bioquímicos.

Ante este panorama, se prevé que el potencial productivo de las especies cultivadas emigre hacia regiones más templadas, anotó Sánchez Cohen.

Establecido en 1998, el Programa Cooperativo de Investigación y Tecnología para la Región Norte (Procinorte) es una red trilateral de organismos federales de investigación agrícola, agroalimentaria y del sistema alimentario en Canadá, México y Estados Unidos.

Su objetivo es promover la cooperación en investigación y tecnología en la Región Norte de las Américas a través de intercambios y alianzas para el desarrollo agrícola competitivo y sostenible mediante la incorporación de la ciencia, la tecnología, la innovación y el intercambio de conocimientos en áreas de relevancia trilateral.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba