09/25/2022
Ecología

El 94% de las poblaciones de peces están aprovechadas al máximo o sobreexplotadas

Unos 22 mil millones de dólares se destinan a nivel global, a estos subsidios cada año.

*WWF se pronuncia por la eliminación de subsidios pesqueros nocivos

WWF reitera su llamado en favor de  una reforma global que elimine los subsidios pesqueros nocivos, los cuales fomentan la sobrepesca y la sobreexplotación de poblaciones de peces. En  2019, 22 mil millones de dólares se destinaron a este tipo de subsidios.

En 2020, Oficinas de WWF en Latinoamérica lanzaron la campaña #ApoyemosLaBuenaPesca con la finalidad de concientizar a la sociedad acerca de los subsidios pesqueros nocivos. Al mismo tiempo, la campaña se dirigió a alentar a los negociadores de la OMC a través del apoyo público.

La iniciativa subraya la necesidad de exigirle a los gobiernos que reorienten sus apoyos a pesquerías favoreciendo los subsidios pesqueros beneficiosos. Es decir, recursos que salvaguarden a los ecosistemas marinos y fomenten la resiliencia de las comunidades pesqueras.

“WWF no está en contra de los subsidios pesqueros”, dijo Tarsicio Granizo, líder Regional de la Práctica de Océanos en Latinoamérica. “Lo que apoyamos es una reforma que reoriente el dinero hacia subsidios que fortalezcan a las comunidades pesqueras y permitan la pesca y la subsecuente regeneración de las poblaciones de peces; apoyamos subsidios dirigidos a la rehabilitación de hábitats marinos, mejoras al control y monitoreo de la pesca, en particular la ilegal, e incrementos de fondos para la evaluación de pesquerías”, apuntó.

Granizo agregó que el 94% de las poblaciones de peces se encuentran aprovechadas al máximo o sobreexplotadas. También destacó que los subsidios pesqueros nocivos, como las subvenciones a diesel y la modernización de embarcaciones, exacerban la sobrepesca y por ende la sobreexplotación.

“Casi 60 millones de personas están empleadas directamente en las pesquerías del mundo y dependen de poblaciones de peces que puedan regenerarse”, continuó Granizo. 

“Cuando se pesca por arriba de la capacidad de recuperación de las especies, se compromete la existencia de los peces en el mar para el siguiente período; usar dinero público para continuar con la sobrepesca, compromete el futuro de la pesca y de la gente que vive de esta actividad. Por otro lado, invertir en la sostenibilidad del sector ayuda a que haya pesca para siempre”, afirmó.

Las comunidades que dependen de la pesca artesanal, la cual emplea a 90% de los pescadores del mundo, son especialmente vulnerables a la sobrepesca. Una reforma a los subsidios nocivos, podría beneficiar a estas comunidades a largo plazo.

“Las embarcaciones dedicadas a la pesca industriales son las que obtienen la mayor parte de estos subsidios que fomentan la sobrepesca”, comentó María José Villanueva, Directora de Conservación de WWF México. 

“Cada vez hay más estudios que demuestran que dichos subsidios no contribuyen ni a la salud de los océanos, ni al bienestar de comunidades pesqueras. Tenemos la esperanza que los gobiernos aprovechen esta oportunidad para dar un paso decisivo hacia redirigir estos apoyos a comunidades pesqueras responsables con el medio ambiente que realicen prácticas que favorezcan nuestra salud, economía y desarrollo a largo plazo”, destacó.

Sumándose a la campaña están The Pew Charitable Trusts (Pew) y la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), dos organizaciones no gubernamentales que apoyan la eliminación de los subsidios nocivos. Las tres organizaciones son parte de la campaña global #StopFundingOverfishing, donde 173 organizaciones exigen a los líderes mundiales lograr un acuerdo a través de la OMC.

Foto: Archivo (Ilustrativa)

Arriba