09/25/2022
Metropoli

Iztapalapa aplica modelo para combatir adicciones y reintegrar a jóvenes a la sociedad, sin estigmatizar: Clara Brugada

Con el Modelo de Reducción de Riesgos y Daños implementado en los Centros Colibrí, más de 100 personas han superado sus adiciones en menos de un año, informó.

En Iztapalapa se aplica un tratamiento integral en beneficio de los jóvenes para reducir los daños por el consumo de sustancias psicoactivas, con infraestructura de vanguardia, profesionales de la salud y espacios dignos para la integración socio-familiar, todo bajo el llamado Modelo de Reducción de Riesgos y Daños, y totalmente contrario a estigmatizar y reprimir a la població que enfrenta distintas adicciones y para las cuales su único refugio son los anexos.

Así lo puntualizó la alcaldesa Clara Brugada Molina en conferencia de prensa, al resaltar que en la demarcación se cuenta con 11 Centros Colibrí (la mayoría ubicados en las Utopías), que están en servicio para brindar ayuda gratuita a la población y en los que existe un registro de más de 700 consumidores, de los cuales alrededor de 200 están por terminar su programa y más de 100 personas ya fueron dadas de alta al completar sus tratamientos.

La alcaldesa expuso que se pusieron a licitación diversos materiales necesarios para el trabajo que se desarrolla en los centros Colibrí, con los cuales se integrarán kits, con lo que representa una atención sociosanitaria innovadora para favorecer la reducción de las consecuencias adversas a la salud como el contagio de enfermedades infectocontagiosas.  

En cuanto a la adquisición de los equipos de drones de alta tecnología son específicos para reforzar la seguridad y vigilancia aérea con torres tácticas y conectadas al monitoreo de  C2 en los panteones civiles de la demarcación. 

“Se aplicó la atención integral para ayudar a combatir el consumo de distintas sustancias psicoactivas para que no se reprima ni se estigmatice a los jóvenes, quienes son población vulnerable ante el acceso de todas las sustancias”, resaltó. 

Brugada Molina también dijo que con un presupuesto de 400 mil pesos se pretende adquirir por medio de licitaciones públicas materiales específicos para ayudar a las personas que padecen alguna adicción y se dan terapias completas que abarcan el trato psicosocial desde los núcleos familiares. 

Destacó que como un eje a la atención en materia de salud mental que implementó desde inicios de su administración, se construyeron 11 centros Colibrí, para ayudar de manera gratuita a la población que por cuestiones específicas no tiene acceso a las terapias de control contra algunas adicciones.

También puntualizó que, como nunca antes, en la alcaldía Iztapalapa –con la mayor cantidad de población joven en la ciudad– se aplican un conjunto de acciones en los centros Colibrí para reducir los daños y analizar las consecuencias negativas en el consumo de drogas legales e ilegales contra la salud de quienes incluyen el folklor en el consumo de ciertas drogas.  

La alcaldesa Brugada Molina agregó que el consumo de drogas es una decisión personal pero a las autoridades les compete disponer de las condiciones que reduzcan los daños físicos, psicológicos y sociales directos que las personas padezcan en su entorno familiar y social.

Explicó que es importante que se amplíe esta política de control de daños en la salud de la población contra otras sustancias como el alcohol y el tabaco, que también causa un daño importante en la salud y los más vulnerables son los jóvenes ante la promoción de todas las sustancias a las que tienen acceso.

En cuanto a la atención que se aplica en vía pública, un grupo de profesionales de la salud y talleristas de la alcaldía Iztapalapa recorren distintas zonas que son identificadas como las más vulnerables en el consumo de sustancias y se establecen vínculos de atención para continuar un tratamiento integral en dichos centros, ya que la población que busca ayuda, en muchas ocasiones no acude por estar señalados o estigmatizados.

Los centros Colibrí son unidades de atención integral para personas que padecen el consumo de sustancias psicoactivas y a sus familias, se ubican en las 10 Utopías que están en servicio y en las que existen talleres amplios de desarrollo social, emocional, deportivo y cultural, cuyo modelos se ajusta a la Ley para la Atención Integral del Consumo de Sustancias Psicoactivas de la Ciudad de México.

Cabe destacar que en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, el gobierno federal reformuló la política antidrogas en México, en la que es necesario e inevitable un enfoque de salud pública y de derechos humanos para reducir el consumo entre la población susceptible a riesgos y daños.   

Foto: Cortesía

Arriba