09/25/2022
Internacional

Cámaras obligatorias para los barcos proclives a incumplir las normas, pide el Parlamento Europeo

Trazabilidad de las capturas a lo largo de toda la cadena, incluidos productos procesados e importaciones.

El Parlamento Europeo (PE) adoptó su posición negociadora sobre el nuevo sistema de control de la pesca, que reformará la normativa que ha regido la actividad pesquera en la Unión Europea (UE) desde 2010.

Con 401 votos a favor, 247 en contra y 47 abstenciones, los eurodiputados respaldaron el uso de las nuevas tecnologías para mejorar la aplicación de la normativa, incrementar la seguridad y la transparencia. También insisten en que los consumidores deben saber cuándo, dónde y cómo fueron pescados los productos que compran.

La instalación obligatoria de cámaras de videovigilancia para controlar la obligación de desembarque de las capturas debe limitarse a un “porcentaje mínimo” de los “buques de más de 12 metros identificados en ‘riesgo grave de incumplimiento’”. 

La videovigilancia también deberá imponerse como sanción en caso de cometer dos o más infracciones graves. Los pescadores dispuestos a instalar cámaras voluntariamente deberán recibir incentivos -como el incremento de cuotas- o ver retirados sus puntos negativos por infracción.

Los eurodiputados apoyan la armonización de las sanciones y reclaman la creación de un registro europeo de infracciones para centralizar la información de todos los Estados miembros. También piden un sistema apropiado de penalizaciones para los pescadores aficionados que vulneren la normativa.

Menos desechos, más seguridad y transparencia

En línea con la estrategia de la UE “de la granja a la mesa”, el Parlamento demanda que el origen de los productos de pesca y acuicultura pueda rastrearse a lo largo de toda la cadena, incluidos los productos procesados y las importaciones. Quieren garantizar la disponibilidad de la información sobre la especie, así como la localización, fecha y hora de la captura y el tipo de artes utilizadas.

Con objeto de disminuir los desechos marinos, los eurodiputados también están de acuerdo en obligar a los barcos a notificar a las autoridades nacionales la pérdida de aparejos y a llevar a bordo el equipamiento necesario para recuperarlos.

Además, quieren que todos los buques vayan equipados con un sistema de geolocalización que permita identificarlos y ubicarlos de manera automática para aumentar la seguridad marítima.

La Cámara propone también incrementar el margen de error aceptado entre la estimación de los pescadores tras la captura y el peso real para algunas especies (el llamado margen de tolerancia).

Declaración de la ponente

Clara Aguilera (S&D, España), señaló: “Hemos dado pasos importantes para dotarnos de normas comunes. Es lógico que las inspecciones pesqueras en España sean diferentes a las que se efectúan en Dinamarca, Polonia o Italia. Pero deben armonizarse y ser más eficientes, y no generar más papeleo para el sector”.

Próximos pasos

Tras esta votación, el Parlamento está listo para iniciar las negociaciones con el Consejo. La propuesta plantea dar al sector cuatro años desde la entrada en vigor de la legislación para adaptar los buques con las tecnologías necesarias.

Foto: Archivo (Ilustrativa)

Arriba